Retiran 90% de crudo del río San Juan

Petróleos Mexicanos informó que continúan las labores de limpieza al margen del río y en la acequia de la región, donde trabajan más de 500 personas.
En 2014, el alcalde de Cadereyta, Emeterio Arizpe, dio a conocer que el derrame de petróleo afectó 5 kilómetros del Río San Juan y 18 kilómetros de una acequia.
Más de 500 personas trabajan en la zona del río San Juan. (Joel Sampayo)

Monterrey

El 90 por ciento del petróleo crudo que flotaba en el río San Juan ha sido retirado del cauce en el municipio de Cadereyta, informó la mañana de este jueves Petróleos Mexicanos (Pemex).

Vía comunicado, la dependencia informó que durante las 24 horas del día continuarán las labores de limpieza al margen del río y en la acequia de la región.

Se estimó además que las labores concluyan en ocho semanas por parte de Pemex. En tanto, destacó que en el sitio trabajan más de 500 personas para apresurar las labores de saneamiento del cauce en la entidad.

"Se han colocado barreras oleofílicas -que absorben el aceite- y barreras marinas que impiden el avance del crudo y facilitan su contención", apuntó la dependencia en su informe.

Pemex agregó que se cuenta también con seis desnatadoras, es decir, máquinas de absorción de aceite; así como 28 unidades de presión de vacío, equipo para succionar el petróleo del agua.

"En estas tareas, Pemex mantiene estrecha coordinación con autoridades municipales, estatales y federales", se manifestó.

A decir de Petróleos Mexicanos, el derrame de crudo en el río San Juan se derivó de una toma clandestina para robar combustible.

El pasado 17 de agosto Pemex había informado que en el sitio se encontraba personal del sector Ductos Victoria para eliminar los artefactos colocados ilícitamente y reparar el ducto afectado, así como realizar los trabajos de limpieza y recuperación del producto derramado.

En tanto, se señaló que el área jurídica de la paraestatal presentaría una denuncia respectiva ante el Ministerio Público de la federación para iniciar las averiguaciones y deslindar responsabilidades.

Finalmente, en el comunicado se hizo un llamado a la sociedad a denunciar el robo de combustible de manera anónima a los siguientes teléfonos 01-800-228-9660 ó al 066.