Y tú ¿Qué conoces del Río Nazas?

Para los habitantes de la región el "Padre Nazas" es un símbolo de identidad, ya que coahuilenses y duranguenses dan vida a sus ciudades con las aguas que acarrea su lecho. 

Comarca Lagunera

El Río Nazas que nace de los ríos Santiago, Tepehuanes y Ramos, es símbolo de identidad lagunera, el cauce ahora controlado desde la presa Lázaro Cárdenas hasta la represa de San Fernando en Lerdo, Durango, fue el principal motivo para que grupos semi-nómadas se ubicaran a su margen y dieran forma a las primeras poblaciones que habitaron la región.

"El Padre Nazas" como le conocen los laguneros a este río, recorre alrededor de 360 kilómetros y puede alcanzar hasta los 600 kilómetros, cuando las precipitaciones provocan que su caudal cruce por su lecho seco y retome su paso natural.

El río toma su nombre de las cestas hechas de ramas conocidas como ´nasas´, que eran utilizadas para la pesca por los primeros grupos pobladores de la región.

Partiendo del reconocimiento de que el Río Nazas no es solamente una corriente de agua sino un referente simbólico que da sentido a la vida de la región, en el libro Referentes Identitarios de lo Lagunero, realizado por el Cuerpo Académico Sociedad, Comunicación y Cultura de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la  Universidad Autónoma de Coahuila, se encontraron tres términos que el río evoca en los habitantes de esta zona: importante, agricultura y vida.

El Nazas ofrece 1,413 millones de metros cúbicos en su escurrimiento virgen, agua que se genera en la Cuenca Alta del Nazas, de éstos 1,053 millones bajan hasta La Laguna, en tanto que el resto se distribuye en los ríos y arroyos que se encuentra en su recorrido.

A su paso por diversos municipios de la Región Laguna y cruzando su zona conurbada, es uno de los motivos que dan mayor unidad a esta región en la que confluyen coahuilenses y duranguenses, poblaciones que cíclicamente deben enfrentar lluvias extraordinarias y con ello la necesidad de derivar agua de las presas establecidas en su cauce.

Daniel Isacc Prado Enriquez, gerente Operativo del Programa Irritila, organización de la sociedad civil que nació con la intención de conservar, restaurar y dar un uso sustentable a los recursos hídricos de la Cuenca Alta del Nazas, explica que el Nazas padece sobreexplotación de sus mantos lo que ha derivado en diversas problemáticas.

Detalló que aunque los ciclos de lluvia están alterados, se estima que cada 20 años se registran precipitaciones pluviales por encima del promedio, que provocan que se eleve el nivel de las presas y en ocasiones se deba "soltar" agua para evitar el riesgo de un desbordamiento, y con ello los laguneros ven las corrientes buscar su cauce natural.

DATOS

59,632 km2

Es la superficie total del río Nazas de los cuales la Cuenca Alta tiene 18,318 Km2, siendo una de las cuencas altas forestales más grandes de México.

73%

Es lo que provee el río Nazas al consumo de agua superficial y aguas subterráneas.

800 millones de metros cúbicos

Se destinaron del agua del Nazas al presente ciclo agrícola para establecer mil hectáreas de cultivos

Cuenca Alta Mientras en la Comarca Lagunera llueven aproximadamente 200 milímetros al año, en la Cuenca Alta del Nazas se registran entre 600 y 800 milímetros.

¿Qué era la Laguna de Mayrán?

Lugar que recibía las aguas del Nazas por dos ramificaciones, una al poniente de San Pedro, Coahuila; la otra por el lado oriente de éste.

Nasa

El río toma su nombre de las cestas hechas de ramas conocidas como ´nasas´, que eran utilizadas para la pesca por los primeros grupos pobladores de la región.

Mucho Más que un puente para pasar sobre un río

La construcción del puente Nazas que comunica a Torreón y Gómez Palacio inició en abril de 1931 y finalizó el 19 de diciembre del mismo año.

Nueve meses durante los cuales se estableció un impuesto especial para los automovilistas, que fue íntegramente destinado para la edificación del Puente Nazas que finalmente tuvo un costo de 234 mil pesos.

El puente acabó con la incomunicación entre las ciudades que se originaba con las corrientes del Nazas. Se creó como símbolo de crecimiento, desarrollo y hermandad.

263 metros de largo

Es lo que mide el puente con 20 metros de ancho y el cual sirve de paso vehicular entre torreón y gómez palacio.

Enriquecen tierras

La naturaleza ha sido generosa con La Laguna al ofrecerle dos grandes ríos: el Nazas y el Aguanaval, que con sus respectivas cuencas hidrológicas han sido en la historia de la Comarca, factor fundamental para su vida y desarrollo.

Por milenios han enriquecido tierras laguneras en su largo recorrido, bajo el primero de las altas sierras durangueñas y el segundo de las zacatecanas.

EL PADRE NAZAS A TRVÉS DEL TIEMPO

1612 ENORME CRECIENTE FUERA DE CAUCE

Una enorme creciente del Nazas, se salió de su cauce, provocando graves inundaciones, destrucción y dejando por doquier una plaga de serpientes venenosas, hambre y consecuentemente una fuerte epidemia de viruela que mató cantidad de gente, los hechiceros culparon a los bautismos y al abandono de sus dioses. Del libro La Región Laguna, Antonio Arreola Valenzuela, Edición 2002.

1968 UNA DE LAS INUNDACIONES MÁS RECORDADAS

El 13 de septiembre de 1968 el ciclón Nahomi afectó las costas del Pacífico por Nayarit y Sinaloa, las lluvias llegaron hasta Durango y convirtieron al Nazas en un torrente que afectó a los laguneros. Los habitantes se refugiaron en el Cerro de las Noas.

1991 EL RÍO NAZAS VOLVIÓ 23 AÑOS DESPUÉS

En agosto de 1991 la presa Lázaro Cárdenas llegó a un nivel récord, 3 mil 100 millones de metros cúbicos entonces se intensifican las labores de preparación para que el agua vuelva a ocupar su cauce. La CNA anuncia que la capacidad total de la presa es de 3 mil 300 millones de metros cúbicos.

2008 UNA AVENIDA CONTROLADA POR LA LAGUNA

El 10 de septiembre de 2008 se celebró la apertura de las compuertas de la presa Francisco Zarco lo cual derivó en un gasto de 150 metros cúbicos por segundo al cauce natural del río Nazas.

2010 REGRESA EL NAZAS A SU LECHO SECO

El 3 de agosto de 2010 se volvía a vivir el paso del agua por el lecho seco. La zona conurbada de la región admiraba nuevamente las corrientes del Nazas justo en su paso por el área metropolitana.