Explotan límites entre México y EU como atractivo turístico

Turismo de Río Bravo ofrece a "La Playita" como una alternativa para los visitantes durante esta temporada vacacional de verano.
"La Playita" en Río Bravo, Tamaulipas
"La Playita" en Río Bravo, Tamaulipas (Especial)

Reynosa

Además de ser un límite fronterizo entre México y Estados Unidos, las aguas del río Bravo ofrecen a una serie de actividades deportivas, culturales, sociales y de entretenimiento a sus visitantes tanto locales como extranjeros.

El director de Turismo en esta ciudad fronteriza, Miguel Valdez Sánchez, refirió que el río Bravo es uno de los caudales más grandes de Norteamérica, que ha permitido la práctica de diversos deportes y actividades recreativas.

Señaló que uno de los paseos más concurridos por los habitantes de Reynosa durante el verano es el denominado Bocatoma, también conocida como "la Playita", ubicado a un lado de las aguas del río Bravo, con una capacidad para albergar a unas tres mil personas diariamente.

Explicó que este lugar, cuya extensión es de unas cinco hectáreas, cuenta con palapas, asadores de carne, juegos infantiles, baños y áreas para realizar diversas actividades de recreación.

"Aquí las familias pueden pasar un rato agradable sin necesidad de gastar, pues hay todo para la diversión y se tiene una vista hermosa del caudal, que divide esta ciudad con el sur de Texas", dijo.

Refirió que dentro de los programas encaminados a darle "vida" al río Bravo destacan eventos y competencias de Kayac, de canotaje y de Wake Board además de paseos en yates y motos acuáticas.

Añadió que gracias a que el río Bravo es cuatro veces más grande en esta zona fronteriza, es posible realizar algunas competencias propias de cuerpos acuáticos por lo que recordó que en noviembre del año 2009 Reynosa fue cede del primer torneo internacional de Wake board.

Indicó que en temporada de calor se llevan a cabo diversas competencias ya que se cuenta con el interés de deportistas originarios de Estados Unidos y del interior del país, incluso, agregó que existe un club local en donde sus integrantes practican y enseñan wake board a quien desea aprender este deporte acuático.

Precisó que aunque las aguas del río Bravo son aparentemente tranquilas, está prohibido ingresar, debido a que en tiene una profundidad que va desde los ocho hasta los 15 metros de profundidad.

"La población sabe que está prohibido meterse a nadar a las aguas del caudal, aún y cuando las aguas parecen muy tranquilas, ya que la parte más bajita tiene unos ocho metros de profundidad y eso representa un riesgo aunado a que es un límite fronterizo con Estados Unidos", dijo.

Expuso que ante la ausencia de playa en esta ciudad, la población opta por llamar al centro recreativo Bocatoma como la "Playita" debido a que se encuentra ubicado frente a las aguas del río Bravo.

Y aunque no cuenta con arena, los asistentes pueden descansar en bancas, sillones e incluso camastros que se han instalado bajo la sombra de los árboles y palmeras.

Miguel Valdez dijo que entre otros lugares recurrentes por las familias reynosenses se encuentran la Quinta Marín, que cuenta con albercas, palapas y asadores, además del parque Doña Litha que además de contar con albercas, toboganes, tiene pistas para go cars y un mini zoológico.

Agregó que frente a las márgenes del río Bravo y a un lado de la Bocatoma, se ubica el zoológico de Reynosa, que alberga animales de los cinco continentes además de "Khumba" el primer cebrasno nacido en territorio nacional.

"El zoo de Reynosa ofrece varias atracciones y recorridos a caballo, además de que permiten a los visitantes darles de comer a los animales de la granja y cuenta con un yate con capacidad para 60 personas que realiza recorridos por las aguas del río Bravo", dijo.

El entrevistado apuntó que se trabaja para que las márgenes del río Bravo sirvan para la práctica de varios deportes entre ellos el volibol, ciclismo, motociclismo, caminatas entre otros eventos que buscan involucrar a las familias en la recreación local.

Finalmente, reiteró la intención de hacer de este caudal un lugar de esparcimiento familiar y deportivo así como un destino turístico en esta frontera.