Piden más policías para Río Bravo

El alcalde Rogelio Villaseñor, señaló como necesario que se refuerce el despliegue de elementos tanto en área rural como en marcha urbana tras los hechos de violencia registrados en los últimos días.

Reynosa

Pese el recrudecimiento de la violencia en el municipio de Río Bravo y un anuncio emitido por el mismo alcalde vía redes sociales recomendando a los habitantes extremar precauciones, el edil descartó la aplicación de un toque de queda.

Rogelio Villaseñor Sánchez, manifestó que aún con los hechos, las actividades en centros de trabajo, escuelas y comercios se efectúan de la manera habitual, no obstante, reconoció que es necesario que se refuerce el despliegue de elementos tanto en área rural como en marcha urbana.

Fue en días pasados que un grupo de 40 policías federales hizo su arribo al municipio, con los que suman cerca de 400 efectivos de las fuerzas armadas, la expectativa es que con el rediseño de la estrategia de seguridad, pueda restablecerse el orden.