Garantiza CILA abasto de agua por dos años en Tamaulipas

El secretario de la sección mexicana de la Comisión, José de Jesús Luevano, indicó que hasta febrero de 2015 cuando se logre eliminar en su totalidad las descargas de aguas negras al río Bravo.
Realizan integrantes de Protección Civil un operativo para alertar a migrantes sobre los efectos de la canícula.
Nuevo Laredo derrama al río Bravo un total de 40 litros por segundo de aguas negras. (Ricardo Hernández)

Nuevo Laredo

Datos de la Comisión Internacional de Límites y Aguas (CILA), los habitantes del estado de Tamaulipas tiene garantizado el abasto de agua por un periodo de dos años.

Para abastecer a los tamaulipecos con agua, se requiere un total de 330 millones metros cúbicos anuales, el vital liquido es suministrado en gran parte por las presas La Amistad y Falcón, así lo mencionó el Secretario de la Sección Mexicana de la Comisión de Límites y Agua, José de Jesús Luevano Grano.

A la fecha, ambas presas se encuentran en un 50 por ciento de su capacidad y almacenan la cantidad de mil 200 millones metros cúbicos, de este tanto ya se han bloqueado 660 millones de metros cúbicos para asegurar el abasto de los tamaulipecos por el próximo periodo de dos años.

"Si consideramos que no hay suficiente agua para todos los usos agrícolas, tomando en cuenta que ellos necesitan más de mil 200 millones metros cúbicos anuales".

Por otra parte el Secretario de la CILA, dijo que Nuevo Laredo derrama al río Bravo un total de 40 litros por segundo de aguas negras, el dato lo arrojó un estudio que realizo la Comisión Internación de Limites y Agua.

Del año 2010 a la fecha en la ciudad fronteriza se han reducido en un 80 por ciento las descargas residuales al cauce, esto a través de las acciones del gobierno municipal y estatal para conectar las aguas negras al drenaje sanitario.

Será hasta febrero de 2015 cuando se logre eliminar en su totalidad las descargas de aguas residuales al río Bravo.

El funcionario explico que lo vertido al río no afecta la salud de los fronterizos de los municipios bajos, ya que a través del tratamiento queda la Comisión Municipal de Agua Potable y Alcantarillado al agua, se puede distribuir para el consumo humano.

"En general la calidad del río Bravo es buena, es saludable, con algunos pequeños problemas aguas debajo de Nuevo Laredo, donde todavía existen algunas descargas que ya esperamos eliminar en febrero del año entrante. Ya se han eliminado el 80 por ciento de las descargas y ahorita estamos hablando de 40 litros por segundo pero ya se van a eliminar".

Lo anterior dentro del Foro Ciudadano en donde se pretende dar a conocer a la ciudadanía los trabajos que se están llevando a cabo por parte de la CILA, e intercambiar opiniones y soluciones para cómo mejorar lo que se esta haciendo.