Multas considerables a quien no se regularice

Durante estos días, personal del ayuntamiento de Torreón ha montado varios operativos de revisión a restaurantes, con el objetivo de minimizar el riesgo de algún conato de incendio.
Los dueños de negocios en Torreón tendrán que regularizar su situación.
Los dueños de negocios en Torreón tendrán que regularizar su situación. (Milenio Digital)

Torreón, Coahuila

Con la finalidad de prevenir alguna tragedia que termine en fatales consecuencias, el personal de Protección Civil montó varios operativos de revisión de restaurantes, durante estos días para saber a ciencia cierta si cumplen con las todas medidas de seguridad que exige esta dependencia.

En caso de no cumplir con las disposiciones se les recomendará a los encargado ó a los mismos propietarios que regularicen su situación, de lo contrario se harán acreedores de multas considerables.

En el restaurante "Brazzeiros" sólo se contaba con un sólo extintor, señalética muy austera, además, nunca presentó un plan de contingencia para conatos de incendio.

El dispositivo obedeció al accidente que sucedió en un restaurante "Brazzeiros", el cual se ubicaba sobre la calzada Paseo de la Rosita, en donde se registró una fuerte explosión por acumulamiento de gas que dejó a tres empleados lesionados, uno de ellos una mujer que sufrió graves quemaduras en la cara y tórax, así como golpes en varias partes del cuerpo.  

Alberto Porragas, coordinador de la Unidad de Protección Civil, explicó que estos operativos se montaron sobre los corredores comerciales del bulevar Independencia, así como el corredor de la calzada Paseo de la Rosita.

Consistieron en la revisión exhaustiva de la instalación de la tubería del gas, así como de la red eléctrica, rutas de evacuación, botiquín de primeros auxilios, planes de contingencias, extintores, entre otros requerimientos.

El funcionario enfatizó que se otorgará un tiempo considerable para que los encargados o propietarios que no cumplen con las disposición se pongan al corriente.

De igual manera, de nueva cuenta el personal de Protección Civil evaluará todas las medidas de seguridad y así liberar los permisos de funcionamiento correspondiente.

Las revisiones se efectuaron para que minimizar algún conato de incendio, evacuación en caso de quemazones de grandes proporciones y primeros auxilios, por lo que añadió que el personal que labora en estos restaurantes debe estar capacitado y por lo menos tienen que participar en dos simulacros al año.

Con respecto a los simulacros, Porragas Quintanilla comentó, que la prevención es la mejor manera de evitar o disminuir los efectos adversos que algunos desastres provocan en la sociedad o generados por el mismo hombre.

El pasado 20 de noviembre de este año, un conato de incendio se registró en el interior de un restaurante ubicado sobre la calle Feliciano Cobián casi esquina con Amador Cárdenas.

Dentro de las acciones preventivas principales, los simulacros de evacuación de inmuebles determinan un recurso básico para el adiestramiento adecuado de los grupos especializados y de quienes ocupan un inmueble ya sea en forma permanente o temporal. 

Explicó que los simulacros forman parte de los programas internos de Protección Civil y tienen el propósito principal de probar la eficiencia de los planes de emergencia para crear y fomentar hábitos de respuesta para que con base en una organización convierta a la población en protagonista, consciente de su propia seguridad durante la presencia de una amenaza y coadyuve a minimizar los riesgos.

Es importante considerar que no todos los simulacros requerirán de la evacuación de un inmueble, ya que esa decisión dependerá del escenario de riesgo y de las condiciones internas y circundantes del inmueble.