Plaza Mayor, discoteca por una noche

La fiesta se extendió a los alrededores, donde las personas buscaban el mejor ángulo para ver el espectáculo de luces creado por los participantes del Retro Baile Neón Hits 93.1.
Retro Baile Neón Hits 93.1
Retro Baile Neón Hits 93.1 (Miguel González)

Torreón, Coahuila

El sol calaba fuerte sobre la espalda, pero eso no impidió que alrededor de 20 person asacudieran desde las 13:00 horas a la Plaza Mayor para asegurar su lugar cerca del escenario, donde horas más tarde se viviría una noche inolvidable con el Retro Baile Hits 93.1 FM.

Fue larga la espera y al caer la tarde fueron llegando en mayor cantidad, quienes iban a participar y sus acompañantes, hombres en su mayoría que llevaban sus sillas para ubicarse en el mejor lugar posible para ser espectadores de la pista de baile más grande de la ciudad.

El cierre fue espectacular, la pirotecnia le puso un sello a la noche mágica, una noche retro que una vez más cumplió con el objetivo de activar a las personas.

Algunas damas llegaron vestidas para la ocasión, con atuendos utilizados en las discotecas de los70 y 80, con pelucas y sus artículos luminosos que al moverse dejaban estelas que se hacían más grandes en multitud.

A las 19:00 horas, el calentamiento hacía el llamado para aquellas personas que caminaban por las calles aledañas, acelerando el paso para acomodarse y empezar a mover el cuerpo al ritmo de los diferentes temas que transportaron a épocas doradas de la música.

Algunas arterias alrededor del lugar se cerraron por completo,para hacer el acceso más seguro, la vigilancia fue notable y el resguardode Protección Civil fue muy celoso para evitar cualquier contingencia.

A las 20:00 horas comenzó la clase master, dos horas de baile y un lugar que estuvo a tope, fiesta que se extendió a los alrededores, donde las personas buscaban el mejor ángulo para ver el espectáculo de luces creado por los mismos participantes, creando un efecto luminoso que desde las alturas resultaba hipnotizante.

Una agradable vista de una multitud que se movía al ritmo de la música, como si todos estuviesen conectados para coordinar sus desplazamientos de un lado a otro.

En las escalinatas de la Plaza Mayor, había abuelas que no se aguantaron a mover los pies, contagiadas por la música, mientras los niños hacían lo mismo.

El cierre fue espectacular, la pirotecnia le puso un sello a la noche mágica, una noche retro que una vez más cumplió con el objetivo de activar a las personas y hacer una grata convivencia, por lo que seguramente esta fiesta seguirá enel gusto de miles de laguneros que han tenido la oportunidad de ser parte de esto.