Retrasan certificación TIF del rastro en la entidad

Detecta el Servicio Nacional de Sanidad problemas en matanza de porcinos
Rastro Municipal de Puebla.
Rastro Municipal de Puebla. (Foto: Gabriela Martínez)

Puebla

El Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica) hizo observaciones al proceso de la línea de matanza de porcinos, problema que retrasó la certificación del rastro municipal de Puebla como Tipo de Inspección Federal (TIF).

Ante el problema, el ayuntamiento de Puebla realizó las adecuaciones correspondientes, sin embargo, la certificación no se obtendrá en el noviembre como estaba prevista hace tres meses.

El director de Industrial de Abasto Puebla, Alejandro Landero, comentó que tras seguir las recomendaciones de la Senasica, se espera que durante el mes de diciembre, las instalaciones dedicadas a la matanza de animales puedan recibir la certificación correspondiente.

Comentó que se espera la visita de las autoridades federales para los próximos días y una vez que concluyan los análisis correspondientes, se logre la aprobación.

"El Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria hizo comentarios al proceso de matanza de la línea de porcinos, mismas que ya fueron corregidas y listas para una nueva supervisión", comentó.

Landero confirmó que ya fueron colocadas mantas a las afueras del rastro municipal en las que se da a conocer que las instalaciones están listas la denominación TIF.

"Yo calculo a principios de diciembre, el presidente Eduardo Rivera Pérez realizará la inauguración oficial del inmueble", destacó.

En el mes de enero de este año comenzaron los trabajos de modificación con una inversión de 32. 5 millones de pesos. El inmueble cuenta con capacidad de sacrificio de 450 a 500 animales diarios, pero una vez que entre en funcionamiento el nuevo esquema, se duplicará la matanza hasta superar los mil animales.

Fue el pasado 12 de julio cuando la Cofepris clausuró por algunos días el rastro municipal en la línea de reses luego de detectar a 11 animales con clembuterol; sin embargo, el sacrificio porcino y ovino siguió operando.