INAH descubre riqueza arqueológica en Durango

Gracias a los deslaves que ocurrieron después de las pasadas lluvias, antropólogos del instituto constataron la aparición de las pirámides de la cultura chalchihuite.

Durango, Durango

El Instituto Nacional de Antropología e Historia en Durango, ha tenido en los últimos años un intenso trabajo en sus distintas áreas de investigación, sin embargo en la parte arqueológica se ha logrado obtener varios éxitos que aún se encuentran en proceso de preparación para ser presentados a la sociedad mexicana.

La arquitecto Laura Sirle Rojas Rodríguez, delegada del instituto en esta entidad detalló: "esta parte de la arqueología en Durango se encontraba un poco dormida, se pensaba incluso que Durango no tenía tanta riqueza y nos encontramos con un campo de acción enorme".

"Simplemente en la capital tenemos varios sitios arqueológicos y uno de ellos, es la Ferrería, donde tenemos la mayor investigación que se ha hecho", reconoció.

"Hemos seguido muy de cerca las investigaciones sobre todo con la Cultura Chalchihuiteca que es la que rige a nuestro Estado y de la que tenemos más riqueza en todos los hallazgos que se han dado".

Agregó que en este momento cuentan ya con estructuras consolidadas y que están abiertas al público y otras aún no.

Recordó que las pasadas lluvias permitieron descubrir a través de deslaves un poco más de estos materiales, para poder investigar y obtener más material para seguir teniendo una zona arqueológica más consolidada.

Se encontraron osamentas que datan de la misma temporalidad de las que ya se tenían en anteriores investigaciones.

Cabe recordar, que en el mes de Noviembre pasado, los descubrimientos se realizaron tras un deslave ocurrido en el cerro, en donde se encuentran las pirámides de la cultura chalchihuite, que floreció en esta zona entre los años 600 a 1400 después de Cristo.

Se encontró material prehispánico, por lo que se protegió el sitio para hacer un rescate a través de una investigación más amplia de la zona.

Remarcó que en esta zona de la Ferrería se tiene un campo de acción muy importante y que aún no se ha activado y que para este 2015 se pretende tener proyectos que ayuden a consolidar estas estructuras y poder tener una zona arqueológica abierta al público, donde detalló se debe tener un extremo cuidado.

"Esto nos arroja que debemos tener mucho cuidado y la prevención total por la importancia del patrimonio que tenemos, pero también darle mucha difusión y promoción y acrecentar la zona arqueológica que tenemos en todas las áreas".

Finalmente detalló que por el momento esta área sigue bajo resguardo del Instituto y hasta que se concluya con la investigación se podrá abrir al público.