Negocios nocturnos pasan apenas en seguridad

Todos los locales han sido verificados, señala Protección Civil y hay algunos que están bajo observación debido a que todavía tienen que mejorar, sobre todo los de la zona centro de Torreón.
En el corredor del bulevar Independencia se hicieron inspecciones a siete bares nuevos.
En el corredor del bulevar Independencia se hicieron inspecciones a siete bares nuevos. (Miguel Ángel González Jiménez)

Torreón, Coahuila

La vida nocturna va en crecimiento por la apertura de centros nocturnos, bares y restaurantes, sin embargo las condiciones de seguridad en algunos lugares queda a deber.

De acuerdo al Reglamento Municipal de Protección Civil (disponible en el portal de Internet del Ayuntamiento), la dependencia está obligada a realizar inspecciones a los establecimientos.

Sin embargo la normativa no precisa las acciones a tomar para su apertura y revisión. En el capítulo quinto del apartado de Obligaciones y Restricciones Generales viene establecido únicamente que los inmuebles usados para espectáculos (como centros nocturnos) deben tener un plan interno de contingencias y un sistema de seguridad.

El año pasado revisaron 32 nuevos bares y de esa cifra un promedio de 20 recibieron fueron objetos de señalamientos, pero todos cuentan con los primordiales requisitos de seguridad.

En lo que respecta a los negocios que comercializan alimentos preparados y bebidas, el capítulo primero señala sólo que los sitios deben contar extintores debidamente cargados, cumplir con las normativas del uso de GAS LP y demás puntos que considere pertinentes la Unidad de Protección Civil. También establece que sus accesos no deben estar obstruidos por ningún factor.

Alberto Porragas Quintanilla, titular de la dependencia, expuso que todos los negocios que funcionan como tal han sido verificados, sin embargo hay algunos que están bajo observación debido a que todavía tienen que mejorar algunos aspectos.

"Hemos tenido varias situaciones a partir del año pasado, pues existen casas en el primer cuadro de la ciudad que se han convertido en restaurantes o bares. Nos dimos a la tarea de revisar, junto a Inspección y Verificación, así como Seguridad Pública, sobre todo en las avenidas Matamoros y Morelos", explicó.

Indicó que todos los negocios que abrieron el año pasado cumplen con los mínimos requisitos, entre los que destaca contar con material de emergencia y un plan de contingencia.

"En algunos se hicieron observaciones que hay segundos pisos y se les pidió una escalera externa para evacuación, en el caso concreto de uno situado en la calzada Colón. En el corredor del bulevar Independencia se hicieron más inspecciones (siete) a bares nuevos y hubo capacitaciones con los empleados de seguridad privada", agregó.

Por su parte, personal del Cuerpo de Bomberos mencionó que uno de los defectos que tienen los nuevos negocios en concreto en el centro, es que son muy pequeños y en repetidas ocasiones su capacidad es rebasada, además de que sus instalaciones eléctricas todavía son perfectibles por el sitio en que están colocados algunos interruptores.

Porragas Quintanilla mencionó que en el caso de las casas viejas que fueron acondicionadas para bares o restaurantes hay una vigilancia constante de la dependencia.

"A las casas se les pide su dictamen de gas, el eléctrico y uno de la estructura, dependiendo si a la vista vemos alguna situación que pudiera poner en riesgo a los visitantes. En el caso de que tengan una salida de emergencia, se analiza si pueden colocar otra y en caso contrario queda bajo observación y vigilancia permanente", detalló.

En cuanto a los antros y centros nocturnos, indicó que el personal de seguridad (como los cadeneros que controlan el acceso) ha sido capacitado para saber por dónde evacuar a las personas o desviar el flujo de las que ingresan.

"Hay algunos que tiene tres salidas de emergencia. Los cuerpos  de seguridad privados tienen que tener una mínima capacitación en caso de emergencia", dijo.

El funcionario refirió que el año pasado revisaron 32 nuevos bares y de esa cifra un promedio de 20 recibieron fueron objetos de señalamientos, pero todos cuentan con los primordiales requisitos de seguridad.

"Existen casas en el primer cuadro de la ciudad que se han convertido en restaurantes o bares. Nos dimos a la tarea de revisar, junto a Inspección y Verificación, así como Seguridad Pública, sobre todo en las avenidas Matamoros y Morelos".

Un recorrido hecho por Milenio a algunos restaurantes y bares de nueva creación, se evidenció que algunos situados sobre el bulevar Independencia y el Centro (que cuentan con planta alta) carecen de escaleras externas y los que tienen en el interior cuentan con un espacio estrecho.

También en el caso de la avenida Matamoros (entre las Alameda Zaragoza y la calzada Colón) la cantidad de vehículos estacionados impide el libre tránsito.

Respecto a eso Porragas Quintanilla dijo que están coordinados con otras dependencias como Tránsito y Vialidad, además de que le señalaron a algunos establecimientos que no pueden obstruir la vía pública y los accesos.

En el recorrido se observó que todos cuentan con extintores y señalamientos de salidas de emergencia, pero en algunos casos corresponden a los mismos accesos las rutas de evacuación.