Restauranteros desean que el frío no afecte las ventas

Los vendedores esperan que la lluvia no caiga durante los días de Feria para que la gente no disminuya y las ventas no bajen.
Están listos los comerciantes para vender, sólo esperan buen clima.
Están listos los comerciantes para vender, sólo esperan buen clima. (Arturo Andrade)

León, GTO.

A pesar de que los últimos días en León ha habido bajas temperaturas, en la Feria de León, los comerciantes esperan que el clima no afecte sus ventas.

Será este próximo viernes 10 de enero, que arranque la Feria Estatal de León y las bajas temperaturas, a tan sólo dos días no han dejado de descender.

Aún a pesar de esto, comerciantes y restauranteros esperan que los visitantes no dejen de acudir, aunque bien abrigados, en caso de que el clima no les sea favorecedor.

“Sí influye un poquito por las familias de los niños que traen a los niños chiquitos, pero yo siento que nada más no lloviendo, la gente se cubre y viene”, asegura el señor Federico Valadez Rodríguez quien vende duros y guacamayas en la Zona Gastronómica, donde todos los puestos están a la intemperie.

Don Federico platica que le ha tocado ya varios años en los que ha vendido sus deliciosas guacamayas aún con un clima gélido y bajo la lluvia, pero comenta que la gente, aunque poca, no deja de asistir.

Ya son varios años en los que él se ha instalado continuamente en esta Feria Estatal con su local llamado Súper Duros y Guacamayas El Gordo.

La Feria Estatal de León comienza este próximo viernes 10 de enero, y para ese día, el Sistema Meteorológico Nacional, pronostica que habrá un día soleado en el que la temperatura disminuirá hasta los seis grados centígrados.

El primer fin de semana, será un día soleado para disfrutar en la Feria, pues el Sistema Meteorológico Nacional, también augura que el sábado y el domingo permanecerán despejados, pero con temperaturas bajas, también de seis grados centígrados.

Juan Martínez, dueño del Restaurante Huarache Lupita,dijo que a él ya le ha tocado que la temperatura desciende y añadido a eso, que las lluvias complican el panorama, cosa que no le ha beneficiado mucho en sus ventas.

El restaurante de Juan Martínez se ubica en la Zona de Restaurantes, de las instalaciones de la Feria de León, y aunque su establecimiento está protegido con un techo más amplio para los clientes, teme que el clima pueda complicar el arribo de comensales.