Responsabilidad de los padres, uso de redes sociales

Niños y jóvenes "no son culpables" de la utilización de esa herramienta de comunicación, son sus tutores que, en lugar de prohibir deben procurar concientizarlos y educarlos bien.
En el taller de computación, a través de un software pueden utilizar el paquete de Office o bien manejar redes sociales.
(Fernanda Morales)

Ecatepec

El buen o mal uso de internet y de las redes sociales por parte de menores y adolescentes, y el riesgo al que se exponen con ello, es responsabilidad exclusiva de padres y madres de familia, que lamentablemente en muchos casos no han sabido educar ni conducir por el camino del bien a sus hijos.

En esos términos se expresó el vicario de la Diócesis de Ecatepec, Blas Flores Montes, quien comentó que los niños y jóvenes “no son culpables” del uso que le dan a esa herramienta de comunicación, “sino los padres de familia”.

Éstos, en lugar de buscar su prohibición, es mejor procurar concientizarlos y se responsabilicen de educar bien a sus vástagos.

“Un niño, un jovencito y, me atrevo a decir, hasta gente mayor, usa estas redes sociales para puras tonterías”, dijo Flores Montes.

Destacó que debido a la falta de supervisión familiar “niños y jovencitos inexpertos no se dan cuenta de cómo se perjudican a sí mismos, de cómo se van enredando en problemas muy serios y personales que después afectan a la sociedad”.

El representante religioso recalcó que todo “es cuestión de que los padres de familia vigilen qué manejan sus hijos, que están observando en Internet, qué programas manejan; verificar todo pues sólo así es como se puede corregir lo que está generando males y problemas”.

Flores Montes reiteró que sería difícil prohibir el uso de internet y de las redes sociales al citado segmento poblacional, “porque los niños y los adolescentes son muy astutos, muy precoces y siempre quieren estar revisando y buscando lo que hay en casa, las pertenencias de los padres, en fin.

“Lejos de retirarlos, de prohibirles y de ocultar las cosas, lo mejor es buscar concientizar a los padres para que les den una buena educación”, destacó el vicario.

El representante de la iglesia católica agregó que ante los hechos delictivos como el secuestro o desaparición de adolescentes, generados a partir del uso de redes sociales, “creo que hay que hacer mucha labor entre los padres de familia, generar mucha conciencia; hay que hacer hincapié en una buena comunicación”.

Mencionó que con esto, el uso de internet y de las redes sociales no será para “tonterías”, sino “para trabajos de investigación científica y muchas otras cosas buenas, no para tonterías Recomendó por ello que “los padres deben estar muy pendientes de lo que sus hijos están manejando para no seguir sembrando con éstas, terror en corazones de niños tan pequeñitos y de jóvenes”.

Es urgente que se involucren más en lo que hacen los más pequeños de la familia, dijo.