Resienten comercios aumento del precio del limón

Los consumidores en la ciudad han tenido que limitar su compra o buscar otras variedades para incluirlas en su alimentación
El precio del kilo de limón tuvo un incremento en la primera semana de marzo.
(Liliana Cavazos)

Tijuana

Diversos comercios de la ciudad manifestaron afectaciones por el incremento en el precio por caja del limón verde, que ha subido drásticamente en las últimas semanas, por lo que buscan alternativas.

De acuerdo a Gabriel Cuevas, empleado de un comercio de mariscos, iniciando el año la caja de 10 kilos de limón mexicano costaba 150 pesos y desde hace dos semanas llega a los 700.

Señaló que para evitar perder clientes, comercios como en el que labora han absorbido los gastos sin elevar los precios.

"En todas partes han metido limón del amarillo, del malo, pero nosotros no podemos. En los mariscos no podemos meter limón de ese, porque no se curte el camarón...y hasta daño se puede hacer (a los clientes). De que se vayan los clientes, mejor nos aguantamos hasta que baje. Ahorita si usted me pide extra limón mejor le echamos extra camarones", remarcó.

Ramona Rubio, encargada de una taquería en la Zona Centro, dijo que ya van dos semanas que utilizan el limón amarillo porque cuesta tres veces menos. Asegura que los clientes no se molestan con el cambio, porque saben del alto costo de este cítrico.

"Hay que aguantarse un rato. De que va a bajar, va a bajar. Ayer yo lo miré (sic) a 65 el kilo; ya para hoy es mucho más alto, de un día para otro, porque esto fue desde hace dos semanas que estaba a ciento y cachito (sic)", enfatizó.

Manuel Hernández comentó que en su casa han comprado menor cantidad de limón y esperan a que baje para volver a comprar lo normal, aunque afirma que en cuaresma se utiliza más este ingrediente en los platillos de temporada.

"Está altísimo...menos un negocio. Imagínese cuántos kilos de limón tiene que comprar con el costo que tiene ahorita, no da", señaló.

Comentó que el alza en esta fruta se suma a los aumentos en precios de otros productos que entraron en vigor este año, lo que afecta su economía y disminuye aún más su capacidad de compra.