Falta más apoyo para combatir el hambre en Tamaulipas

Directores de organismos de frontera y centro de Tamaulipas señalan que cada año aumenta el número de peticiones para recibir despensas.
Los organismos que apoyan con comestibles a la población de escasos recursos reciben donativos en especie y económicos
Organismos apoyan con comestibles a la población de escasos recursos. (Ricardo Hernández )

Tamaulipas

Aún y con los programas sociales para combatir la pobreza, los Bancos de Alimentos tienen un aumento en las solicitudes de apoyo. A decir de sus titulares en Ciudad Victoria y Nuevo Laredo cada año incrementa el padrón de beneficiarios de despensas. 

Hasta el último corte en estos dos municipios de Tamaulipas dan el beneficio a cerca de 20 mil personas. 

María Elda Elizondo de Ramos, directora de Caritas y el Banco de Alimentos en Nuevo Laredo, indicó que el año pasado empezaron con 6 mil 300 personas, después pasó a 7 mil y con los meses fue incrementando hasta llegar hasta 10 mil, aunque algunos de esos agregados pertenecen a la población flotante que llega al municipio por diferentes circunstancias como buscar un trabajo o porque fueron deportados.  

“No disminuye, somos una ciudad flotante y eso hace que no acabemos con eso… Es el poniente donde existe un mayor número de beneficiarios, pero también hay mucha gente necesitada en los kilómetros (salidas de la ciudad), pero no solo esos sectores, en toda la ciudad hay mucha necesidad”, aseguró.

Subrayó que en Nuevo Laredo persiste la pobreza, sobre todo la que tiene que ver con la carencia de alimentos para las familias. 

“En Nuevo Laredo prevalece la pobreza alimentaria, aunque también hay otro tipo de pobreza, porque no tienen casas o están en mal estado, pero predomina la pobreza alimentaria… No hay trabajo para poder llevar lo necesario a la casa, apenas completan para sus recibos de agua o luz, algunos pagan renta y requieren el apoyo de nuestro banco de alimentos". 


Aún y con los programas sociales para combatir la pobreza, los Bancos de Alimentos tienen un aumento en las solicitudes de apoyo.

A decir de sus titulares en Ciudad Victoria y Nuevo Laredo cada año incrementa el padrón de beneficiarios de despensas. 

Hasta el último corte en estos dos municipios de Tamaulipas dan el beneficio a cerca de 20 mil personas. 

María Elda Elizondo de Ramos, directora de Caritas y el Banco de Alimentos en Nuevo Laredo, indicó que el año pasado empezaron con 6 mil 300 personas, después pasó a 7 mil y con los meses fue incrementando hasta llegar hasta 10 mil, aunque algunos de esos agregados pertenecen a la población flotante que llega al municipio por diferentes circunstancias como buscar un trabajo o porque fueron deportados. 

“No disminuye, somos una ciudad flotante y eso hace que no acabemos con eso… Es el poniente donde existe un mayor número de beneficiarios, pero también hay mucha gente necesitada en los kilómetros (salidas de la ciudad), pero no solo esos sectores, en toda la ciudad hay mucha necesidad”, aseguró. 

Subrayó que en Nuevo Laredo persiste la pobreza, sobre todo la que tiene que ver con la carencia de alimentos para las familias. 

“En Nuevo Laredo prevalece la pobreza alimentaria, aunque también hay otro tipo de pobreza, porque no tienen casas o están en mal estado, pero predomina la pobreza alimentaria… No hay trabajo para poder llevar lo necesario a la casa, apenas completan para sus recibos de agua o luz, algunos pagan renta y requieren el apoyo de nuestro banco de alimentos".