Reportan primeras muertes de ganado por la sequía

En la zona de temporal de El Mante no llueve desde hace siete meses y esto ya causó los primeros estragos, reportan organizaciones campesinas.
Se busca que los campesinos recuperen al menos lo invertido para sembrar miles de hectáreas que resultaron afectadas por la sequía.
La falta de lluvias empieza a causar estragos en Tamaulipas. (Milenio Digital)

El Mante

La falta de lluvias que persiste en El Mante desde hace poco más de siete meses, ya causó los primeros estragos al reportarse la muerte de al menos cuatro cabezas de ganado a falta de agua y alimentos, reportaron organizaciones campesinas.

El presidente del consejo distrital de desarrollo rural y la Unión de Ejidos, Gabriel Anaya, dijo que hace apenas una semana se reportó el riesgo sobre unas 15 mil hectáreas de cultivos de sorgo y cártamo debido a la falta de lluvias, pero ahora, dijo que los peores efectos son sobre la ganadería.

Explicó que debido a que no ha llovido prácticamente desde julio del 2015, las represas que existían y que almacenan varios miles de litros de agua, ya están en el mejor de los casos con muy bajo nivel y en el peor de los escenarios, ya secas.

"Tenemos por lo menos cuatro reportes de vacas muertas, son aquellas que tenían alguna debilidad por estar amantando o que tenían poca movilidad y la falta de alimentos y de agua, terminó por matarlas".

Señaló que si bien es cierto, algunos de los productores acarrean agua hasta sus corrales, hay otros que no tienen las posibilidades de acudir hasta el río y llevar agua para sus animales, por lo que estos no tienen alimentación adecuada.

"Mira el poco pasto que hay está siendo devastado por incendios, la sequía realmente es impresionante en la zona de temporal, ahí ya sabemos que si no llueve estamos perdidos y es lo que está sucediendo, si en un mes las lluvias no aparecen, la situación se pondrá peor".

Anaya Fernández, dijo que el tema de la sequía es algo a lo que no estaban acostumbrados a vivir al menos en los últimos dos años y medio, ya que 2014 en su totalidad y al menos el primer semestre del 2015 fue un tiempo de lluvias.

"El problema vino cuando la que se suponía era la temporada de lluvias del 2015 no apareció por ningún lado, ahorita estamos a semanas de que este se convierta en un problema mayor", señaló.