Reportan incomunicadas al menos 30 rancherías de la zona citrícola

Ante el aumento del caudal en vados y pasos comunes, las autoridades han cerrado la circulación en decenas de caminos para evitar riesgos a la ciudadanía, así lo comentó el director de ...
En Linares, una roca de 8 toneladas puso en riesgo a algunas viviendas.
En Linares, una roca de 8 toneladas puso en riesgo a algunas viviendas. (Brígido Aguilar)

Monterrey

Debido a la creciente de ríos y arroyos por las fuertes lluvias que han caído en la región citrícola y parte del sur de Nuevo León, al menos 30 rancherías de la zona están incomunicadas.

Ante el aumento del caudal en vados y pasos comunes, las autoridades han cerrado la circulación en decenas de caminos para evitar riesgos a la ciudadanía, así lo comentó el director de Protección Civil de Linares, Roberto Escobar.

“Los ríos siguen bajando agua, siguen creciendo, no de peligro, pero sí de prevención”, declaró.

Al norte de Linares, una enorme roca se desgajó de un cerro debido al reblandecimiento de la tierra y estuvo a punto de destruir por lo menos cinco viviendas de la colonia El Cerrito, pero su caída fue detenida por una escalera de concreto y un pozo. Protección Civil municipal estimó que la roca pesaba unas ocho toneladas.

Como al sitio donde quedó no pueden subir grúas, su tamaño será reducido a base de calor y martillo eléctrico, labor que tomará unas diez horas.

Se informó de la interrupción del paso en el río de las Adjuntas hacia adentro de la sierra de Santiago, que comunica de Potrero Redondo hacia La Trinidad, en Montemorelos o a la población de la Cebolla, en Rayones.

En el municipio de Zaragoza hay algunas comunidades pequeñas que están incomunicadas de manera parcial, mientras se termina la lluvia.

 “Nos han reportado algunos derrumbes como es la carretera Linares a San Roberto a la altura del municipio de Iturbide, otro más en la carretera de la Cola de Caballo a Laguna de Sánchez, en donde también se presentan derrumbes”, dijo a temprana hora Jorge Camacho, director de Protección Civil estatal.

Los ríos que más caudal de agua registraron hasta anoche son El Ramos, Pilón y Hualahuises, los cuales nacen en el corazón de la Sierra Madre. Mientras, en campo abierto, el agua ha superado la altura de pastizales.

La policía de Montemorelos, Hualahuises, General Terán y Linares han reportado la afectación en las vías de comunicación en las comunidades de la zona. No se ha dado cuenta de ningún accidente en las carreteras de la región.

Mientras, en el sur del estado, se registran lluvias en Iturbide, Rayones, Galeana y Aramberri.