Reportan bajo IDH en otomíes mexiquenses

Con base en la investigación realizada por el CIEPAM de la UAEM, las comunidades indígenas del Estado de México alcanzan un índice de analfabetismo de 39 por ciento en la población de 15 años o más.

Estado de México

De acuerdo con estudios del Centro de Investigación y Estudios Avanzados de la Población (CIEAP) de la Universidad Autónoma del Estado de México, el Índice de Desarrollo Humano (IDH) en las comunidades otomíes del Estado de México registra niveles de desventaja frente a la población no indígena, siendo las de los municipios de Amanalco, Morelos y Acambay las de mayor rezago social.

Miguel Ángel Montoya Casasola y Eduardo Andrés Sandoval Forero, autores del trabajo de investigación "Marginación Sociodemográfica de los Otomíes en el Estado de México", resaltaron que al calcular el IDH, el cual se conforma por tres indicadores -la esperanza de vida al nacer, la alfabetización y los ingresos-, fue posible obtener un panorama sobre una de las etnias más relevantes de la entidad, pues el otomí se ubica como la séptima lengua más hablada en el país.

Detallaron que de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), la entidad registra un total de 97 mil 820 hablantes de lengua otomí, quienes habitan en Acambay, Aculco, Amanalco, Calimaya, Capulhuac, Chapa de Mota, Huixquilucan, Jilotepec, Jiquipilco, Lerma, Metepec, Morelos, Ocoyoacac, Otzolotepec, San Mateo Atenco,Soyaniquilpan, Temascalcingo, Temoaya, Tianguistenco, Timilpan, Toluca, Villa del Carbón, Xonacatlán y Zinacantepec.

Por otra parte, refirieron que en general, los niveles de analfabetismo en las regiones indígenas registran un porcentaje superior a 14 por ciento, mientras que en la zona otomí del mexiquense este índice alcanza hasta 39 por ciento de la población de 15 años o más, siendo los municipios de Morelos, Temascalcingo y Amanalco los más afectados.

Los investigadores señalaron que en el Estado de México la población indígena no se concentra principalmente en localidades rurales, sino que tiene una fuerte presencia en las áreas urbanas, lo cual al ser su medio inmediato, la involucra en dinámicas económicas distintas.