Contadores temen crezca informalidad en La Laguna

Es debido al cambio automático al nuevo Régimen de Incorporación Fiscal, al que pasaron cerca de 60 mil comerciantes laguneros como misceláneas, estéticas, dulcerías o loncherías.
Informalidad latente ante eliminación de pequeños contribuyentes (Milenio Radio)

Torreón, Coahuila

Luego de la extinción del Régimen de Pequeños Contribuyentes (Repecos) y el cambio automático al nuevo Régimen de Incorporación Fiscal, al que pasaron alrededor de 60 mil comerciantes laguneros, especialistas consideraron que una buena parte de esos establecimientos podrían buscar un puesto en la informalidad.

Juan Carlos Álvarez, presidente del Colegio de Contadores de La Laguna, señaló que los establecimientos que pueden no verse tan afectados son los que cuentan con más de diez años de funcionamiento, ya que cuentan con una clientela fija.

"Para el siguiente año habrá una tarifa que aumentará de manera gradual".

Por su parte, Silvia González Rosas, administradora local de Servicios al Contribuyente del SAT, informó que entre Torreón, Gómez Palacio y Lerdo, existen 60 mil pequeños comerciantes que formaban hasta el 31 de diciembre, los Repecos.

"Cuando hablamos de Repecos nos referimos a los comercios que no facturan sus productos y sus ingresos son menores a los dos millones de pesos anuales, los mismos pueden ser misceláneas, estéticas, dulcerías o loncherías", explicó.

La funcionaria comentó que de momento, el Servicio de Administración Tributaria (SAT) ya informó sobre el cambio a los comerciantes a través de un oficio, además de que actualmente los contribuyentes reciben una carta con una contraseña, que les permita registrarse en el portal de la dependencia federal.

En ese sentido, explicó que durante el primer año los comerciantes en la citada modalidad no pagarán impuestos, sin embargo, deberán aprovechar el tiempo para familiarizarse con el sistema fiscal.

"Para el siguiente año habrá una tarifa que aumentará de manera gradual y depende del grado de ingresos, por ejemplo, en caso de que sea de un millón de pesos, hablamos de que el impuesto es del 30 por ciento. De los 300 mil pesos que corresponderían solamente se pagarían 30 mil, por tratarse de la primera ocasión y en promedio de diez años se cubriría de forma total", indicó.

Pensionados no entran al régimen

Por su parte, Gabriel Muñoz, propietario de una lonchería con cerca de 20 años de funcionamiento, refirió que al comienzo entró en pánico con respecto al nuevo sistema, sin embargo, indicó que tras informarse supo que no es necesario ser especialista en temas computacionales, aunque se llevó una sorpresa que lo podría dejar fuera.

"Lo que no me gustó fue que un pensionado ya no puede pertenecer al régimen y muchos estamos en esa posición", declaró.

En cuanto a eso, indicó que tienen la esperanza en que luego de este año pueda modificarse esa disposición.

Resaltó que en su caso, la pensión la utiliza para pagar algunos servicios básicos de su local u hogar, mientras que lo que obtiene de su lonchería es para vivir.

"El problema es que no saben de cuanto es la pensión y muchas veces es poco, pues no nos alcanza para mantenernos y por eso ponemos un negocio", aseveró.

"Estudié para hacer lonches no cuentas"

"La gente debe informarse bien y acudir a pedir datos al respecto, yo perdí dos días de trabajo pero nadie me tuvo que contar cómo va estar el nuevo sistema. En su momento tendré que verlo con un contador, pues yo estudié para hacer lonches no para las cuentas", añadió.

Destacó que en los últimos diez años fue uno de los denominados Repecos y eso le costaba una cuota bimestral que comenzó con 100 pesos y luego ascendió a poco menos de 300. La misma era aprovechada por el área de Finanzas del gobierno de estado.