Reparten rosca de reyes en el centro de Guadalajara

Cinco mil personas pudieron comer una rebanada del tradicional pan y beber un vaso de chocolate. 
Los tapatíos pudieron comer un pedazo de rosca.
Los tapatíos pudieron comer un pedazo de rosca. (Mariana Hernández León)

Guadalajara

La tarde de este lunes se partieron 270 roscas de reyes y se repartieron mil 100 litros de chocolate por parte del Ayuntamiento de Guadalajara. 

Niños, jóvenes, padres de familia y abuelos se reunieron en la plaza tapatía del primer cuadro de la ciudad para disfrutar del tradicional pan.

Cinco mil tapatíos alcanzaron una rebanada de las 270 roscas. Fueron instalados dos toldos para su repartición, que estuvo a cargo de autoridades municipales y alrededor de una decena de meseros. Las filas se observaron largas en el centro de Guadalajara.

El alcalde Ramiro Hernández fue el primero el partir la rosca de reyes. Al momento de hacerlo se encontró  con la sorpresa de que en su  rebanada estaba escondido el mono del niño Dios. Por esta razón, el próximo 14 de febrero, día en la que será celebrada la fundación de Guadalajara se dará chocolate y picón.

Algunos de los asistentes estaban desde temprano en el centro de la ciudad y al enterarse que en la tarde se repartiría el famoso pan, decidieron quedarse en la ciudad.

“Nos tocó que nos dieran rosca y es muy agradable. Veníamos de compras. Se me hace muy familiar, muy compartido, muy cálido. Nunca nos había tocado que nos formáramos y esto se me hizo muy bonito, valió la pena”; dijo Martha  que iba a acompañada de sus dos hijas.