Desde hace 20 años ofrece reliquia en San Pedro

Juan Antonio Vázquez, quien tiene un negocio heredó la devoción por San Judas de su suegra. Gasta 30 mil pesos para comprar 170 kilos de carne para preparar el tradicional platillo.
Juan Antonio Vázquez Almaraz, desde hace 20 años ofrece una reliquia para agradecer a San Judas Tadeo por los favores recibidos.
Juan Antonio Vázquez Almaraz, desde hace 20 años ofrece una reliquia para agradecer a San Judas Tadeo por los favores recibidos. (Cecilia Aguilar Acuña )

San Pedro, Coahuila

Juan Antonio Vázquez Almaraz, tiene 20 años con la devoción a San Judas Tadeo, la cual heredó de su suegra Rebeca y para quien cada año ofrece la reliquia con el fin de darle gracias por todos los favores recibidos.

Durante el año se prepara económicamente para poder abastecer de todos los ingredientes necesarios para el asado y las siete sopas. Fácilmente unos 30 mil pesos gasta en los 170 kilos de carne y en las 40 cajas de sopa que utilizan.

Vázquez Almaraz tiene su vivienda y su negocio en avenida Morelos número 116 de la zona centro de esta ciudad donde las señoras que le ayuda a preparar la reliquia, ya se encontraban dorando las sopas. En esta ocasión, 5 variedades.

Con mucha alegría las señoras trabajaban, quienes se enfrentarían a una ardua labor. Tan sólo las ollas afiladas así lo manifestaban.

"Mi suegra que en paz descanse tenía esa devoción, entonces yo le dije, pues yo quiero también y ella me ayudaba y me hacía la reliquia así como esas señoras, yo le ayudaba pero ella molía chiles y todo", expresó.

Dijo que también de chico tenía la devoción de San Judas Tadeo pero cuando murió su suegra Rebeca quien vivía en la avenida Múzquiz también en el centro de San Pedro, se cambiaron a la vivienda donde desde hace años vive y atiende su negocio de pacas de alfalfa, lubricantes, varias otras cosas.

"Ya tengo como 20 años y algún favor especial que San Juditas me haya realizado no precisamente, más bien todos los días le pedimos, que nos ayude, que nos dé mucha fuerza y salud para seguir trabajando", expresó.

Dijo que todos los días le pide a Dios que le dé vida para seguir adelante con la intersección de San Judas Tadeo.

Manifestó que las señoras tienen cuatro años trabajando con él en la reliquia, "nosotros le acercamos todos los ingredientes y ellas son las que cocinan".

"Desde hoy se empieza a dorar y mañana desde las 4 y media o 5 de la mañana las mujeres empiezan a integrar todo para que la comida esté lista antes de las 12 del día, cuando empezamos el rosario", dijo Juan Antonio.

Con mucha alegría y agradeciendo a Dios todo, dijo que la fila alcanza dos cuadras y tiene dos años que reparte hasta cuando quedan dos personas en la fila, "porque todo lo repartimos, todo se entrega, no nos quedamos con nada porque para eso es".