Reliquia de Juan Pablo II llegó para quedarse

Una gota de sangre del Santo Padre, colocada en un fragmento de su vestimenta, permanecerá en la iglesia del ejido La Joya, hasta concluir el santuario del Santo Padre, dijo el Obispo de Torreón.
En punto del medio día, se celebró una emotiva misa ofrecida por el Obispo de Torreón, José Guadalupe Galván Galindo.
En punto del medio día, se celebró una emotiva misa ofrecida por el Obispo de Torreón, José Guadalupe Galván Galindo. (Manuel Guadarrama)

Torreón, Coahuila

Una gota de sangre del Santo Padre, colocada en un fragmento de su vestimenta, fue el motivo que atrajo a cientos de Laguneros este sábado 3 de enero, los que formaron parte de una colorida procesión realizada sobre la avenida Universidad en la colonia Sol de Oriente, a la altura del Manto de la Virgen en Torreón.

A modo de una gran fiesta, la reliquia de Primer Grado de San Juan Pablo II, recorrió cerca de 15 cuadras, en donde poco a poco se fueron sumando más devotos hasta culminar a la altura del Santuario a San Juan Pablo II.

Ya situados en este templo, el que aún está en construcción, ubicado en las inmediaciones de la avenida Universidad al oriente de la ciudad, se celebró en punto del medio día una emotiva misa ofrecida por el Obispo de Torreón, José Guadalupe Galván Galindo.

“Un privilegio el poder contar en esta ciudad con una reliquia de su Santidad, el que nunca se fue espiritualmente de México y que forma parte de la identidad católica de los mexicanos y de los Laguneros”, compartió. 

Esta reliquia de Primer Grado es una de las tres existentes en todos los templos de América.

“Esto es un símbolo de su presencia. Un signo que viene a aumentar la fe en los habitantes, entre tantos problemas que hay en nuestra ciudad, una bendición que viene a abrir un año de dones”, añadió el señor Obispo. 

Una vez después de la Acción de Gracias, la Reliquia del Santo Padre Juan Pablo II permaneció expuesta en el templo hasta las 17:00 horas en donde posteriormente fue trasladada a la iglesia de la Inmaculada Concepción del ejido La Joya, en donde podrá ser visitada por los fieles. De esta forma la reliquia permanecerá en la iglesia del ejido La Joya, situada en la calzada la Joyita, hasta que quede terminado el santuario del Santo Padre.

Cabe destacar que esta reliquia de Primer Grado es una de las tres existentes en todos los templos de América. Es de mencionar que solo hay reliquias de primer grado de su Santidad, en Costa Rica y Argentina, somos el tercer país en América que cuenta con este tesoro de la fe y en nuestro país únicamente ciudades como Guadalajara, Jalisco y Monterrey, Nuevo León, cuentan con reliquias del Santo Padre, pero son de segundo grado, como un trozo de su túnica.

Como autentificación de la reliquia, el Cardenal Shlawomyr Oder postulador de la causa de San Juan Pablo Segundo, testificó el 27 de abril de 2014, en El Vaticano: “doy fe de que extraje esta gota de la sangre de San Juan Pablo II Papa y que coloqué en un recipiente de plata dorada de forma redonda bien cerrado atado con un cordón de seda de color rojo y autorizado con el sello de la postulación y que entregué con la facultad de retenerlo en su poder y de exponerlo a la veneración pública de los fieles, de acuerdo a las normas del derecho canónico".