Nueva Ley para regular albergues en el estado

Prevé condiciones mínimas para que funcionen, así como la integración de un padrón para el estado.

Guadalajara

Para evitar que se registren casos de tratos crueles a personas de la tercera edad, tráfico de menores bajo la tutela del Estado e incluso evitar que en Jalisco haya un caso como el de “La Gran Familia”, el Congreso del Estado aprobó una nueva Ley de Albergues.

La diputada Yolanda Rodríguez Ramírez, autora de la iniciativa, señaló que con esta ley se definen las condiciones en que podrán funcionar todos los albergues en la entidad, además de los lineamientos para que las autoridades puedan tener control y vigilancia sobre los mismos, comenzando con la integración de un padrón.

En los artículos transitorios, se señala que los albergues deberán obtener un certificado de funcionamiento, para lo cual dispondrán de un plazo de 180 días naturales, a partir de la entrada en vigencia de la ley. Por su parte, los ayuntamientos tendrán que expedir su regulación municipal, en un plazo de 90 días naturales.

La nueva Ley para la Operación de Albergues en el Estado de Jalisco prevé que para obtener el permiso de funcionamiento, las estancias deberán garantizar la prestación de servicios de “calidad, igualdad, con calidez, seguridad y con la protección adecuada para el bienestar y la seguridad para los residentes”.

Además, tendrán que contar con el personal “capacitado y suficiente”, el cual deberá promover el respeto y reconocimiento de los derechos de quienes sean atendidos en los mismos.

Los albergues necesitarán, además del certificado de funcionamiento, una autorización sanitaria, que será un trámite administrativo que permita “la realización de actividades relacionadas con la salud humana”, cumpliendo lo establecido en la Ley de Salud del Estado. También tendrán que contar con una licencia municipal.

Para el control de las estancias, la autoridad tendrá la obligación de integrar un registro estatal de albergues asentados en la entidad.

La responsabilidad para la aplicación de la ley será de distintas dependencias estatales, entre las que está las secretarías de Salud y de Desarrollo e Integración Social, así como los municipios.