Regulación de casas de empeño se empolva en Guadalajara y Congreso

La Ley "Antilavado" las regula, pero solo a aquellas con registro en la Profeco, que en Jalisco es el 50 por ciento de estos establecimientos.
Las casas de empeño están en la lista de actividades vulnerables de la "Ley AntiLavado".
Las casas de empeño están en la lista de actividades vulnerables de la "Ley AntiLavado". (Fernando Carranza)

Guadalajara

Obtener un permiso para una casa de empeño en la ciudad depende únicamente de un dictamen de uso de suelo y la viabilidad del proyecto de ingeniería según información del ayuntamiento tapatío; igual de sencillo o complicado que tramitar los permisos para una tienda de abarrotes, y las iniciativas para regularlas se han quedado en la congeladora, aun cuando estos giros están en la lista de actividades vulnerables de la Ley Anti Lavado.

En algún archivero de la Secretaría General del Ayuntamiento de Guadalajara, y entre la pila de documentos que se empolvan en el Congreso del Estado, es donde se quedaron las iniciativas con las que se pretendía regular la actividad de las casas de empeño, la primera de ellas promovida por el entonces regidor Salvador Caro Cabrera, la segunda, por el entonces diputado Miguel Castro Reynoso, mientras que el problema se ha incrementado en un 150 por ciento en los últimos tres años (MILENIO JALISCO 17/10/16).

En la Perla Tapatía, el regidor Marco Valerio Pérez Gollaz ha levantado la mano para retomar el tema y subirlo a la discusión del pleno en los próximos días, “reconocemos que las casas de empeño han sido espacios donde tristemente se cambian productos robados por dinero y así se mantiene una actividad delictiva, no sabemos incluso si esto llegue al tema de las drogas y en esa ruta no podemos ser irresponsables”, señaló el coordinador de los regidores naranja en Guadalajara, que presentará una iniciativa sobre casas de empeño, que si bien está soportada en la de Caro, la propuesta será “más amplia y podrá generar dos temas importes”, la posibilidad de regular la casas de empeño y revocar licencias a las que operan de forma irregular.

Valerio Pérez señala que es una “iniciativa formal para poder no solamente regular, si no también restablecer, que nunca más debe de existir una casa de empeño que sea un parapeto o una circunstancia de una actividad ilegal”.

Por su parte, en entrevista para MILENIO RADIO, Gabriela Vázquez, delegada de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) en Jalisco, indicó que la instancia realiza inspecciones aleatorias a casas de empeño, y han visitado 133, de las 400 registradas en Jalisco. Durante 2015, 141 casas  de empeño fueron sancionadas por alguna irregularidad.

De acuerdo con la Ley Federal para la Prevención e Identificación de Operaciones con Recursos de Procedencia Ilícita, negocios como las casas de empeño están obligados a “custodiar, proteger, resguardar y evitar la destrucción u ocultamiento de la información y documentación que den soporte de la realización de Actividades Vulnerables, así como la que identifique a sus clientes o usuarios”, por lo que cada uno de los establecimientos deben mantener la información de su movimientos con una antigüedad de cinco años, y así la autoridad pueda tener acceso, incluso de clientes o usuarios con quienes hayan realizado alguna transacción.

Sin embargo, no todos los negocios que operan como casas de empeño en Guadalajara están dados de alta dentro del registro de Actividades Vulnerables para su adecuada fiscalización, pues uno de los requisitos para hacerlo es estar en el registro de Profeco, y en este, de acuerdo con datos de la procuraduría, alrededor del 50 por ciento de las casas de empeño en el estado, no aparece.

Firman convenio

La Fiscalía General del Estado (FGE) y la empresa First Cash Casa de Empeño firmaron un convenio de colaboración para evitar el empeño de mercancía robada en las 59 sucursales en Jalisco.

Entre los acuerdos están que la empresa debe implementar procedimientos para evitar recibir en empeño o comercializar bienes productos del delito e informar a las autoridades; dar reportes mensuales para identificar a clientes que hayan pignorado objetos con procedencia ilícita, y se establecerán líneas y canales de comunicación directa con el fin de hacer más eficaz y expedito el apoyo entre las diferentes áreas de ambas partes.