Regresan a ejidatario predio donde fue construida una unidad deportiva, en Badeba

El predio fue utilizado por el gobierno pese a que le era ajeno. 

Bahía de Banderas

El Tribunal Unitario Agrario del Distrito 19 resolvió a favor de la ejidataria Martha Ochoa Peña (hoy occisa), por la posesión del terreno donde fue construida la unidad deportiva de San José del Valle, propiedad del gobierno municipal de Bahía de Banderas, Nayarit.

Además, se prevé que se actuará legalmente en contra del ex alcalde Jaime Cuevas Tello y del hoy presidente municipal Rafael Cervantes Padilla, quien en ese entonces era dirigente ejidal de San José del Valle, entre otros personajes.

Los abogados Salvador Méndez y Juan Parra Morales, del despacho Méndez Parra y Asociados, informaron que el pasado 28 de abril dicho tribunal resolvió respecto a la controversia en materia agraria por sucesión, que en el 2006 interpuso la señora Martha Ochoa en contra de la asamblea general de ejidatarios y su hermano Alfonso Ochoa Peña, de acuerdo al expediente 599/2006.

Ese tribunal actuó en cumplimiento a lo ordenado por el Segundo Tribunal Colegiado del Vigésimo Cuarto Circuito en virtud de que Martha Ochoa recurrió al amparo directo administrativo 765/2013 por la sentencia dictada en primera instancia.

Refirieron que cuando Jaime Cuevas fue alcalde, Alfonso Ochoa vendió el predio en mención a un particular, el cual a su vez lo otorgó a la comuna para que se construyera la unidad deportiva, con recursos de los tres niveles de gobierno.

Lo anterior, a pesar de que ya existía un litigio y así fue informado a todas las partes, incluyendo el gobierno municipal, la empresa constructora y el comisariado ejidal.

Señalaron que tras casi ocho años, la autoridad correspondiente dio la razón a los demandantes y dejaron en evidencia los malos manejos que diferentes instancias cometieron en su momento, incluso utilizando recursos públicos. “Fue un camino complicado, doloroso, incluso durante el proceso falleció la señora Ochoa”.

Explicaron que el Código de Procedimientos Civiles establece que cualquier persona que edifique una construcción en un predio que le es ajeno y del que no tenga la titularidad clara, pasará a formar parte a quien pueda aclarar esa titularidad. “Es el caso específico de los hermanos Valencia Ochoa”.

Al haber fallecido la señora Ochoa, sus hijos, los hermanos Valencia Ochoa, dieron seguimiento al caso y uno de ellos –Manuel- hereda los derechos ejidales. “Únicamente esperaríamos los términos legales correspondientes para que se pueda ejecutar la sentencia y establecer la posesión directa material de parte del Tribunal Agrario a nuestros representados”.

Una parte del predio de 14 hectáreas fue utilizada para construir lo que hoy es la colonia La Aurora, la cual por dicho ordenamiento también pasa a ser propiedad de Manuel Valencia Ochoa.