Reglamentos de Vialidad son poco conocidos

Los titulares de Tránsito y Vialidad en Torreón, Lerdo y Gómez Palacio, respectivamente, dan un acercamiento estadístico a las cifras de infracciones registradas durante 2015. 
El director de Vialidad en Torreón, Ricardo Hamdan Huereca, señaló que los nuevos agentes practicarán 15 días.
Los reglamentos de vialidad son poco conocidos en La Laguna. (Manuel Guadarrama)

Torreón, Coahuila

En estadísticas derivadas de datos proporcionados por los directores de Tránsito y Vialidad de los municipios de Torreón, Gómez Palacio y Lerdo, los hombres son los que cometen más infracciones, en una media de 70 por ciento, respecto a un 30 por ciento de mujeres, en los tres municipios.

Así mismo, los jóvenes entre 21 y 30 años son los que más sufren accidentes de tránsito, mientras que las multas se aplican sobre todo al rango poblacional que abarca edades entre los 35 y 40.

En algún momento dado de la historia de la humanidad, el vehículo de motor se convirtió en un paradigma, en un objeto de deseo, símbolo de estatus y en algo que prácticamente trastocó todas nuestras vidas y hasta la fecha.

Las leyes se elaboraban por y para los coches. Así pues, en este marco de referencia, la Región Lagunera, que tan sólo en sus tres principales ciudades, Torreón, Gómez Palacio y Lerdo, aglutina a casi un millón de personas, ha adoptado novedades en sus reglamentos de vialidad.

Torreón incluso lo maneja con otro nombre: Reglamento de Movilidad Urbana, y el archivo que se encuentra en la página oficial consta de 83 páginas.

En Lerdo se titula Reglamento de Tránsito y Vialidad, con 80 páginas, igual que en Gómez Palacio a diferencia de que en este municipio el archivo tiene 18 páginas, aunque en los tres, las multas están presuntamente homologadas.

Se habló de una homologación entre los tres documentos oficiales, aunque los que se parecen más son el de Lerdo y el de Torreón, bajo la premisa de que están en el "marco de respeto, promoción, garantía y protección a los Derechos Humanos".

El de Gómez Palacio cuenta con algunas diferencias pequeñas pero sensibles. Para los efectos de estas normas, se consideran peatones, ciclistas, motociclistas, carromatos, vehículos de motor de servicio particular y de servicio público de transporte de pasajeros y de carga. A los animales de carga no se les menciona en los reglamentos, a pesar de que son parte de la tracción motora de un tipo de vehículo y están bajo protección de leyes en Coahuila y en Durango, aunque pocos lo sepan.

Entre las más importantes premisas que marcan estos documentos legales, se plantean las infracciones por diversos tipos de conductas al manejar, mismas que se tasan aún por salarios mínimos.

Los tres documentos hablan sobre cortesía al conducir, documentos requeridos, la necesidad de que los vehículos estén en perfectas condiciones mecánicas, la necesidad de guardar distancias, respetar a los peatones, a los ciclistas, plantean las preferencias que se deben de tomar en cuenta.

Así mismo, exigen paso a vehículos de emergencias, como ambulancias o carros de Bomberos, prohíben conducir bajo efectos etílicos o de estupefacientes, solicitan manejar con precaución, sin distracciones, y una serie de diligencias que, francamente, no son cumplidas casi por nadie.

Seguramente, al menos una de estas prohibiciones, usted ya la ha violado. Por tanto, lo invitamos a conocer estos reglamentos, pues a todos nos sirve saber qué es lo correcto a la hora de manejar, ya que los tiempos de la ley de la selva al volante, es deseable que queden atrás.

La mayor velocidad permitida en las tres ciudades es de 60 kilómetros por hora, a excepción del Periférico, escenario de grandes tragedias, que permite una velocidad máxima de 80 kilómetros por hora.

Las faltas se cometen todos los días, pero los agentes aplican el llamado "criterio". Ellos deben hacer la detención del conductor únicamente cuando se viola el reglamento en flagrancia y no los agreda ni verbal ni físicamente, ellos sólo realizan su trabajo y este acto representa una de las infracciones más caras.

Agredir físicamente al oficial de tránsito entre 20 y 24. Entre 40 y 60 salarios mínimos está el manejar un vehículo de materiales peligrosos sin los permisos correspondientes.

Se presentan a continuación las infracciones de mayor costo en los tres municipios.

TORREÓN

Durante el año 2015, informó el director de Tránsito y Vialidad, Ricardo Hamdan, se impusieron más de 120 mil infracciones. Alrededor de la mitad son por falta de precaución. Cerca del 20% se sitúan en exceso de velocidad. Con cifras que rondan el 10%, se sitúan pasarse el rojo y no usar el cinturón.

Va creciendo la infracción alusiva al uso del teléfono celular que también se ha constituído como una causa de accidentes, aunque por lo regular los usuarios no lo admiten.

El otro 10 por ciento abarca temas como conducir con aliento alcohólico, en estado de ebriedad, tratar de evadir el alcoholímetro o falta de placas, además de alguno de los 178 artículos señalados en el reglamento.

Así mismo, según cálculos del directivo, la cantidad de vehículos que circulan en Torreón durante el día, podría rondar los 200 mil.

La infracción de mayor costo es la de negarse a realizar la prueba de alcohol o drogas, con un costo que va entre 80 y 120 salarios mínimos. Matar a una persona en algún accidente de tráfico no tiene costo como multa, estos casos se turnan al Ministerio Público que determina la sanción.

Manejar en estado de ebriedad, bajo influjos de estupefacientes o tóxicos, en compañía de menores de edad, cuesta entre 60 y 80 salarios mínimos. Este mismo rubro para conductores del servicio público de carga o pasajeros cuesta entre 50 y 80 salarios mínimos.

Conducir en estado de ebriedad o bajo el influjo de drogas o enervantes, sin menores, tiene tarifa de 40 a 60 salarios. Circular con material o residuos peligrosos sin permiso de la autoridad, entre 20 y 30 salarios.

Por provocar cualquier tipo de accidente se pagan entre 18 y 35 salarios mínimos. Tirar escombro o basura de camión materialista o carromato en lugar prohibido cuesta entre 30 y 40 salarios mínimos.

Agredir físicamente al oficial de tránsito entre 20 y 24. Entre 40 y 60 salarios mínimos está el manejar un vehículo de materiales peligrosos sin los permisos correspondientes. Para los ciclistas, las multas van de dos a cuatro salarios mínimos, por conceptos como hacer cabriolas en las calles.

Los agentes de tránsito pueden solicitar apoyo de Seguridad Pública en los casos que se requiera, al igual que de los Peritos, aunque es frecuente que los dejen "morir solos".

El reglamento entró en vigor el primero de noviembre de 2014 y se encuentra en la siguiente liga

LERDO

Las infracciones más comunes registradas durante 2015 fueron también por falta de precaución y se aplicó a 578 conductores, informó César Delgado, director de Tránsito y Vialidad.

Por no usar el cinturón de seguridad se aplicaron 458 infracciones. Otras 209 fueron por usar el teléfono celular al manejar. Por no respetar la luz roja del semáforo se aplicaron 191.

En este municipio negarse a la detección de la prueba del alcoholímetro cuesta cien salarios mínimos. Las infracciones más caras, con 80 salarios mínimos de multa, son por manejar ebrios o bajo el influjo de sustancias y acompañados por menores o bien si el conductor es del servicio público de carga o transporte.

También si anda usted intoxicado ya sea por alcohol o enervantes pero solo y conduciendo un vehículo de servicio particular, tendrá que pagar la cantidad equivalente a 60 salarios mínimos.

Agredir verbalmente al oficial de Tránsito ocho salarios mínimos y si lo agrede físicamente se eleva a 24.

Gómez Palacio mantiene abierto el Operativo Radar, así que la multa más frecuente durante 2015 fue la de exceso de velocidad, a razón de alrededor de mil multas cada mes.

Pasarse el rojo, aunque en Lerdo no hay muchos semáforos, cuesta 15 salarios mínimos. Andar en bici más de dos personas cuesta tres salarios.

Entorpecer labores de autoridades o personal de emergencias, que es muy común en toda la región, cuesta ocho salarios mínimos. Intentar sobornar al agente de Tránsito, es infracción por ocho salarios mínimos.

Y si lleva en su vehículo latas o botellas abiertas de bebidas alcohólicas o estupefacientes con sellos rotos, le van a cobrar 18 salarios mínimos.

El reglamento invita a hacer uso racional de los vehículos de motor para mejorar la seguridad y el medio ambiente. El documento legal se titula "Reglamento de Tránsito y Vialidad Municipal", entró en vigor el 27 de junio de 2014.

GÓMEZ PALACIO

Gómez Palacio mantiene abierto el Operativo Radar, así que la multa más frecuente durante 2015 fue la de exceso de velocidad, a razón de alrededor de mil multas cada mes. Cabe destacar que el límite de velocidad en el bulevar Ejército Mexicano o Periférico, es de 80 kilómetros por hora, informó Roberto Hamdan, director de Tránsito y Vialidad.

Pasarse el semáforo en ámbar genera cerca de 250 multas al mes. No usar el cinturón alrededor de 220. Pasarse el semáforo en rojo una media mensual de 160. Aplicaron alrededor de cien infracciones al mes por conducir ebrios y otras cien por usar el celular.

Mientras que en los otros municipios se plantean las multas en razón del vehículo que es manejado, es aquí donde están las mayores variaciones entre los reglamentos de Torreón y Lerdo.

Cabe destacar que es razonable que la multa más cara sea la de producir un accidente en el que alguna persona pierda la vida, a razón de 50 salarios mínimos.

Si usted provoca un accidente y abandona a su víctima, recibirá una sanción por 30 salarios mínimos. Si causa lesiones a alguien por su mala manera de manejar, serán 20 salarios mínimos.

Entre las multas que también están caras, destaca la de manejar en estado de ebriedad, a razón de entre 40 y 60 salarios mínimos.

Andar aventando escombros en donde no debe cuesta entre 30 y 40 días de salario mínimo.

Agredir verbalmente al Tránsito cuesta entre seis y agredirlo físicamente se eleva a entre 20 y 24 salarios mínimos.

El título de este documento oficiales "Reglamento de Tránsito y Vialidad" y se publicó el 26 de junio de 2014.

Prepondera la cortesía y precaución al conducir vehículos, luego el respeto al oicial de Tránsito, posteriormente refiere sobre proteger a peatones, personas con capacidades diferentes y ciclistas, luego la prevención de accidentes y, finalmente, el uso recional de vehículos particulares.

Se puede revisar en la siguiente liga.