Celeste y su pareja sin poder adoptar a su propia hija

Oficinas de Registro Civil en Torreón y Juzgados de lo familiar, rechazaron iniciar con el procedimiento al matrimonio del mismo sexo.

Torreón, Coahuila

Las oficinas de Registro Civil en Torreón así como los Juzgados de lo familiar, rechazaron iniciar el procedimiento de adopción a Celeste y su pareja quienes buscan que la hija de ambas pueda tener a las dos mujeres como su madre y con ellos los derechos de seguridad social, ello a pesar de que en Coahuila ya se tiene el precedente del caso.

En 2013 autoridades de Coahuila avalaron el registro de una niña, hija de una pareja del mismo sexo.

En 2013 autoridades de Coahuila avalaron el registro de una niña nacida en diciembre de 2012 e hija de una pareja formada por Crystal Yazmín Cobas Barrón y Lourdes Alejandra Badillo Valdez, para lo cual se implementó un nuevo formato para reconocer jurídicamente a esta familia.

Dora Alicia de la Garza Villanueva, titular del Registro Civil, señaló entonces que el registro de Natalia es completamente legal y cuenta con la validez absoluta como cualquier acta de nacimiento, que trabajaron en coordinación con la Dirección para la no Discriminación en Coahuila, por lo que con base en los derechos humanos, así como en las reformas que se han realizado al Código Civil estatal, se realizaron las adecuaciones pertinentes al caso, permitiendo por primera vez en la entidad el registro de un menor con padres del mismo sexo.

El acta de nacimiento de Natalia fue expedida en la oficialía segunda del Registro Civil de Monclova, a cargo de Edmundo Cabello Meyer.

Alejandra y Crystal tienen un lustro como pareja y otro más de vivir como familia, contrajeron matrimonio civil en el Distrito Federal el 13 de agosto de 2012, para posteriormente regresar a vivir a su lugar de origen, en Frontera, Coahuila.

Lo anterior, no les ha servido a Celeste y su pareja, quienes tienen una recién nacida de dos meses de edad, decidieron dar ese paso como ya se había dado un caso de una menor con dos madres, nunca pensaron que se enfrentarían a una negativa por parte de la autoridad, cuando fue la misma autoridad la que pregonó que se podría adoptar o registrar a una menor.

La pareja fue al Juzgado de lo Familiar y les dijeron que no se podía hacer nada.

"Fui a la Oficialía 11 y me dijeron que investigarían sobre lo que se debería hacerse en este caso, fuimos en el mes de julio, nos trajeron dando vueltas, este viernes finalmente nos dijeron no”, comentó una de las afectadas.

Comentó que también fue al Juzgado de lo Familiar para que le dieran alguna opción y que ahí le  dijeron que no se podía hacer nada.

“La opción es que la registre como madre soltera a pesar que desde hace cuatro años estoy con mi pareja bajo el pacto civil de solidaridad. Me dijeron que eso de la adopción es solo palabra, que esa ley de adopción no entraba en vigor aún, también en el área jurídica del registro civil en la entidad me dijeron que no", señaló.

Argumentó que les comentaron que el Congreso Local iba a someter a votación el matrimonio entre personas del mismo sexo, sin embargo no hay garantía de que proceda pues la niña nació fuera del matrimonio.

La adopción de la propia hija es otra opción que le daban, sin embargo no la ayudarían con los abogados, en tanto, la menor no tiene derecho al Seguro Social ni a ingresar a una guardería.

“Estamos extrañadas porque se supone que las autoridades han posicionado a la entidad como un Estado a la vanguardia en lo que se refiere a los derechos de las personas del mismo sexo”, finalizó.