Al año se quedan sin registrar 5 mil bebés en Coahuila

De 57 mil que nacen el 9% queda en estado de indefensión y aún con esa estadística, el Estado es de los menos rezagados según la Red por la Infancia en México.
Coahuila no presenta rezago.
Coahuila no presenta rezago. (Infonor)

Saltillo, Coahuila

Cada año, más de cinco mil bebés en Coahuila quedan sin registro de nacimiento por descuido y desidia de los padres, lo que significa que "legalmente no existen ni tienen derechos sociales", advirtió la directora del Registro Civil, Dora Alicia de la Garza Villanueva. Aún con esto, la entidad es de las menos rezagadas en el país.

"Según datos de la Secretaría de Salud, al año nacen aproximadamente 57 mil niños. En Coahuila tenemos relativamente buen índice de registro de nacimientos, de estos 57 mil niños se registra 91 por ciento, tenemos 9 por ciento en estado de indefensión al no contar con identidad jurídica".

De acuerdo con estadísticas de la Red por la Infancia en México, Coahuila es el sexto Estado del país con mayor registro de recién nacidos, aunque la idea del gobierno estatal es "levantar bandera blanca" y por ello se decretó la gratuidad en el servicio de registro, expedición de la primer copia certificada y del certificado de nacimiento cuando el menor se registre después de seis meses de edad.

El Registro Civil en Coahuila cada vez es más accesible y cercano a los ciudadanos, de tal manera que la omisión en el registro de recién nacido se debe al descuido o desidia de los padres.

"Es cuestión de cultura, de indecisión de la gente, esa fue una de las razones por las que se decidió poner módulos del Registro Civil en hospitales, para que los recién nacidos salgan del hospital con su registro de nacimiento. Ahora ya no hay motivos para no acercarse, antes se decía que no tenían dinero, que el Registro les quedaba muy lejos, pero ahora el registro es gratuito, hay oficialías en todos los municipios".

Sin embargo, advirtió que las desventajas para los menores sin registro son muchas, pues no cuentan con una identidad legal y por lo tanto no pueden acceder a servicios de salud, ni educación.