Regidores vallartenses exigen pago de laudo a ex empleada municipal

El pago sería para María de Lourdes Guzmán González, quien ganó un juicio a la comuna.

Puerto Vallarta

Un grupo de regidores sostuvieron una reunión en la que acordaron exigir al alcalde Ramón Guerrero Martínez que ordene a la Tesorería Municipal el pago de poco más de un millón de pesos a una ex empleada municipal porque sólo así evitarían ser multados, inhabilitados y consignados ante la autoridad competente.

Los regidores, incluyendo algunos del gobernante Movimiento Ciudadano, convocaron a sesión de ayuntamiento, sin embargo no se presentaron el alcalde ni otros seis regidores.

Refirieron que el pasado día 7 el Juzgado Cuarto de Distrito en Materia Administrativa y el Trabajo en Jalisco, notificó al gobierno municipal su resolución de que en un máximo de tres días hábiles se deberá realizar dicho pago o de lo contrario entrará en vigor la inhabilitación en sus cargos de varios ediles.

Se trata del juicio del procedimiento número 967/2014, en el que la autoridad ordena el pago a María de Lourdes Guzmán González, ex empleada que ganó un juicio a la comuna.

Asistieron el síndico municipal, Roberto Ascencio Castillo, la regidora del PRD Susana Carreño, los priistas Adrián Méndez, Miguel Ángel Yerena Ruiz y Jessica Yadira Guerra Yerena, el panista Humberto Muñoz, el petista Otoniel Barragán, Agustín Álvarez Valdivia del Verde Ecologista y Oscar Ávalos de MC.

El secretario general, Víctor Manuel Bernal Vargas, aseguró que dicha reunión no puede considerarse una sesión ordinaria de ayuntamiento porque no reunió el perfil, aunque “tomamos en cuenta lo que hablaron y damos seguimiento al tema toral que trataron. La vimos como una simple reunión edilicia, fue una expresión respetable pero no la compartimos.

El regidor Yerena Ruiz aseguró que los regidores sí pueden sesionar aunque esté ausente el alcalde, de acuerdo a la Ley de Gobierno, y al indicarle al alcalde que a su vez ordene que se haga dicho pago, ellos se deslindarían de responsabilidades.

Dicho juicio inició en 2008 y en principio se determinó un laudo condenatorio de 280 mil pesos, pero dicha cantidad no se cubrió y ha venido creciendo.