Premio internacional recibe regidor de ‘pueblo mágico’ de SLP

Benjamín Luna Ocejo, segundo regidor en el Ayuntamiento de Xilitla, recibió en Washington el reconocimiento "Maya 2015", como uno de los mejores servidores públicos del país.

Xilitla

El regidor del PAN Benjamín Luna Ocejo recibió un reconocimiento a nivel internacional como uno de los mejores regidores del país, y le fue entregado en Estados Unidos junto a otros servidores públicos.

El joven regidor emigró a ese país de forma ilegal cuando tenía 13 años de edad, y regresó el pasado 14 de agosto pero para recibir este premio de manos de la alcaldesa de Washington D.C., Muriel Bowser y el Embajador de México en Estados Unidos

Instituto Mejores Gobernantes, A.C. y el Instituto Mexicano de Evaluación entregaron el "Premio Internacional Maya 2015" a Luna Ocejo luego de una revisión de expedientes, proceso de selección, evaluación y encuestas ciudadanas sobre la función que han desempeñado servidores públicos de las actuales administraciones.

El regidor integra la organización Fuerza Unida con la que desde hace años, al ver la necesidad en el rubro de salud que imperaba en el municipio, implementó campañas para llevar a las comunidades indígenas médicos y medicinas de forma gratuita.

"Es un premio no solo mío sino de todo un equipo de trabajo que está detrás de toda esta labor tanto de forma independiente como estando en el servicio público. Lo que sigue es estar concentrados en acabar bien esta administración municipal, seguir trabajando con ayuda social igual, con humildad y responsabilidad en beneficio de la gente".

Luna Ocejo estudió la preparatoria siendo "mojado" y en las tardes trabajaba en una empresa de mudanzas. En Estados Unidos estuvo seis años y después dos en España donde laboró en un restaurante y una tienda de artesanías. En el 2005 regresó a su pueblo y con sacrificios pudo entrar a estudiar la Licenciatura en Derecho.

A través de la asociación sigue llevando consultas y medicinas, y a finales de año ropa y juguetes, además de vestirse como Santa Claus para alegrar a los niños de las comunidades.