Ve difícil conciliación de panistas tras proceso interno

El regidor Osvaldo Santibáñez, consideró que es necesario que se reflexione de que la autentica pelea será la externa en el 2016 para buscar convertirse en gobierno.
El regidor Osvaldo Santibáñez consideró que se observan buenas posibilidades de que todo mejore en la medida que pase el tiempo.
El regidor Osvaldo Santibáñez consideró que se observan buenas posibilidades de que todo mejore en la medida que pase el tiempo. (Aldo Cháirez)

Gómez Palacio, Durango

El regidor Osvaldo Santibáñez consideró que es difícil que de la noche a la mañana se pueda dar una conciliación entre los grupos que apoyaron las dos propuestas que este domingo buscaron la dirigencia del PAN en Durango y de la cual Juan Quiñones resultó triunfador.

Osvaldo Santibáñez reflexionó que están en un momento importante en Acción Nacional en el estado de Durango.

Sin embargo, dijo que es necesario que se reflexione de que la auténtica pelea será la externa en el 2016 para buscar convertirse en gobierno y de la necesidad de que de este proceso salgan unificados para prepararse rumbo a la contienda a diputados federal de julio próximo y de paso para la renovación de la gubernatura y alcaldías uno año después.

Aunque se mantuvo al margen en este proceso interno y a los representantes de las dos planillas las considera sus amigos, reflexionó que están en un momento importante en Acción Nacional en el estado de Durango, por lo que hizo votos para que luego de esta efervescencia las cosas retomen la calma.

"Hago el llamado para la reconstrucción del partido y de que vamos en un buen camino que inicio con la reelección de Gustavo Madero y ahora como presidente en funciones de Ricardo Anaya, sin embargo, vemos la posibilidad de ganar distritos que nunca se han ganado en el estado de Durango y que estaríamos en la antesala para la gubernatura", indicó.

El regidor afirmó que las divisiones existen en todos los partidos, incluso sostuvo que en el cabildo y por la fracción del PRI también la hay.

En ese contexto, Osvaldo Santibáñez dijo que ahora con el triunfo de Juan Quiñones en la dirigencia estatal del PAN están en condiciones de que las cosas puedan ir mejorando poco a poco, al no ver de entrada un cambio radical tras este proceso.

Afirmó que las divisiones existen en todos los partidos, incluso sostuvo que en el cabildo y por la fracción del PRI también la hay, pero aclaró que el problema que sucede entre los panistas es que externan muy abiertamente sus confrontaciones. "A lo mejor en el partido de adelante (el PRI) lo que tiene es que se lo guardan, pero se dan con todo", agregó.

Por último, consideró que se observan buenas posibilidades de que esto vaya mejorando en la medida que pase el tiempo aún más y con ello llegar a la unidad que se requiere para la elección de julio próximo.