Reforzarán Keppel con obreros de la frontera

El secretario de Desarrollo Económico en Altamira indicó que las obras para el nuevo astillero atraerán 4 mil plazas.
Proyectos en Altamira atraerán mano de obra foránea.
Proyectos en Altamira atraerán mano de obra foránea. (Yazmín Sánchez)

Altamira

La Secretaría de Desarrollo Económico de Altamira contempla echar mano de los obreros fronterizos con el fin de garantizar la demanda de plazas que abrirá Keppel en el puerto, sobre todo porque se calcula la generación de 4 mil plazas laborales.

A mediados del 2013 se anunció que la compañía Keppel Offshore and Marine, de Singapur, estará construyendo un astillero en Altamira mediante una inversión de 400 millones de dólares y según Enrique de Hita Sánchez, secretario de Desarrollo Económico, y se prevé la creación de 4 mil fuentes de empleo entre directos e indirectos.

El objetivo es claro, buscarán que la mano de obra que trabaje para Keppel salga de las instituciones de educación superior y escuelas técnicas, pero para ello tienen que estar bien capacitados. En caso de que no puedan cubrir la demanda de obreros, aseguró, recurrirán a la mano de obra fronteriza.

“Ahorita estamos viendo en las instituciones educativas y si nos hacen falta, pues los vamos a traer de la frontera y esperemos poder repatriar a muchos altamirenses que también están fuera”, declaró el funcionario municipal, quien recalcó que Keppel comenzará a laborar en el primer semestre de este año.

Las plazas laborales están destinadas a paileros, soldadores, tuberos y una de las características es el dominio del idioma inglés.

La Secretaría de Desarrollo Económico y Turismo se puso una meta que buscarán cumplir durante 2014 que es la de capacitar a 600 empleados, y hasta el momento llevan entre 50 o 60 ya capacitados.

“No estamos limitándonos sólo a eso, porque estamos retomando temas en cuestión de capacitación de la industria petroquímica. Nosotros como gobierno municipal tenemos que apoyar a las empresas”, dijo.

Recalcó que los empleos que generará la inversión de Singapur, en la zona sur de Tamaulipas, no será solamente de uno o dos años, ya que se espera que haya trabajo hasta por una década y con buenos salarios para los tamaulipecos.