Reforma hidráulica para evitar enfrentamiento entre pueblos

Señala el presidente de la asociación de usuarios de la cuenca del Rio Pánuco tras participar en el programa cambios
Proponen Reforma Hidráulica
Proponen Reforma Hidráulica (Aristeo Abundis)

Pánuco

Alfonso Arroyo Amezcua presidente de la confederación regional de usuarios del Río Pánuco y vocal del consejo de cuenca del mismo vaso lacustre representando al uso industrial, aseguró que en torno al tema del trasvase del río a el estado de Nuevo León vía proyecto Monterrey VI, no está de ninguna manera agotado ni es definitivo que simplemente se permita esta acción desde el Norte del estado de Veracruz y advierte que en caso del inicio de los trabajos del trasvase ya existe un mecanismo de defensa legal que contempla la presentación de amparos debidamente requisitados bajo consulta de especialistas en la materia.

Tras participar en el programa Cambios del Grupo Multimedios en la capital del estado de Nuevo León Alfonso Arroyo indicó que inicialmente se están generando las pláticas con la Comisión Nacional del Agua para que vía diálogo se pueda llegar a los consensos necesarios que determinen la gran realidad que es que este proyecto es inviable hasta que exista infraestructura hidráulica que lo soporte, pues de otra manera por decisiones erráticas e corre el riesgo de estar enfrentando a los pueblos por el agua.

Destacó que la realidad es que con o sin el proyecto Monterrey VI el agua del Pánuco en breve será insuficiente para esta región por lo que dijo es necesario la infraestructura para el almacenamiento que permita la utilización común en época de estiaje y su utilización y control en épocas de avenidas.

Dijo que de la misma manera como se han llevado a cabo las reformas energética, educativa y política entre otras, es urgente una reforma hidráulica que beneficiaría a todo el país y en este contexto no habría necesidad de ningún tipo de enfrentamiento sino más bien se generaría una cultura del aprovechamiento responsable de los recursos hídricos.

Llamó a los representantes sociales como diputados locales, diputados federales, senadores y líderes sociales representantes de sectores productivos a participar en este esquema de organización y defensa del agua sin enfrentarse directamente y proponiendo esta reforma que le dé a la región la infraestructura hidráulica que requiere y le urge.

Llamó especialmente a los presidentes municipales de Pánuco, El Higo, Tempoal y Pueblo Viejo a hacer frente común para lograr este objetivo, pues aclaró que los presidentes municipales de los municipios de Tamaulipas, San Luis Potosí y Nuevo León si están haciendo su trabajo por lo que pidió que los del Norte de Veracruz generen la gestión correspondiente para obtener las obras necesarias.

Alfonso Arroyo Amezcua había dado a conocer a Milenio Tamaulipas con anterioridad datos relativos al proyecto Monterrey VI señalando que cuenta con los estudios necesarios y suficientes para poder justificar que se impida el trasvase de agua del rio hacia Nuevo León y aseguro que si intentan llevarse agua en los meses de estiaje se provocaran diversos inconvenientes que se reflejaran en un estallido social pues dijo los ciudadanos entrarían desde todas las actividades productivas hasta la sociedad civil en general en condiciones de defensa que implicaría evitar a toda costa los trabajos de bombeo.

Además de que en su momento, en la misma entrevista anterior dijo no descartar que el trasvase de agua por el Proyecto Monterrey VI sea también parte de una cortina de humo para darle otra utilización al agua y manejarla como principal mecanismo para la llamada fractura hidráulica o fracking tecnología prohibida en algunos países por la que se inyecta agua mezclada con diferentes sustancia para perforar los pozos de los que luego se extraería el llamado gas Shale, lo que constituiría una peor situación pues más del 90 por ciento del agua que se utilice no sería recuperable y la poca no tendría uso doméstico generando paralelamente grave contaminación a los mantos freáticos.