Puede más el amor a la chatarra que los impuestos

Un estudio elaborado por Kantar Worldpanel México destacó que en los hogares mexicanos se dejan de comprar otros productos para poder solventar el gasto en bebidas azucaradas y botana.
El impuesto afectará a la cadena productiva.
En el caso de refrescos sí se está consumiendo menos litros, pero se está gastando un poco más que el año pasado. (especial )

Monterrey

Los mexicanos se resisten a dejar de consumir refrescos y bebidas azucaradas y ante esto prefieren dejar de comprar productos de belleza y cuidado personal.

Luego de la entrada en vigor de la reforma fiscal y de nuevos impuestos a productos con alto contenido calórico entre ellos refrescos, bebidas azucaradas y botanas, el consumo durante el primer trimestre de este año se redujo, ya que por hogar se está tomando casi 8 litros menos de refresco en un trimestre.

La clase media mexicana está destinando un 3.4 por ciento más de su gasto para su compra, esto con respecto al mismo periodo de 2013.

De acuerdo con un estudio de mercado elaborado por Kantar Worldpanel México, los cambios en precios por el nuevo IVA están modificando la forma de comprar de los hogares mexicanos.

En el caso de refrescos sí se está consumiendo menos litros, pero se está gastando un poco más que el año pasado, entonces los hogares han tenido que gastar menos en otras categorías como son de belleza o no tan básicas para compensar un poco su gasto en categorías gravadas.

El estudio en referencia destacó que dos de los factores más notorios son: se está comprando más frecuentemente y gastando menos en cada viaje de compra.

"Todos cambiamos nuestro gasto en el primer trimestre de 2014, pero la clase media fue el segmento de la población que más modificó sus hábitos.

"Este segmento de la población representa casi a una quinta parte de los hogares mexicanos y están gastando 3.4 por ciento más en productos de consumo masivo que en el primer trimestre de 2013", explicó Fabián Ghirardelly, director para México de Kantar Worldpanel México.

Consideró que las categorías que han sido gravadas, en promedio subieron un 13 por ciento sus precios, éstas con nuevo impuesto, representan el 31 por ciento del gasto (esta relación es muy similar sin importar el nivel social), por lo que se puede inferir que están consumiendo menos algunos productos.

Estos son apenas algunos de los cambios de hábitos que encontró Kantar Worldpanel México al realizar el estudio Consumer Insight que analiza el mercado mexicano de forma trimestral, en los primeros tres meses del año, pues también arrojó que no necesariamente los incrementos de precios han logrado disminuir el consumo de algunas categorías gravadas como botanas.

Otro de los resultados a destacar es que los hogares de nivel C, están comprando más en tradicionales, farmacias, bodegas y mayoristas, esto va de la mano con el incremento de su gasto en tamaños medianos y pequeños. En donde más aumentaron su gasto fue en refrescos –52 pesos más que en el primer trimestre de 2013– pero aunque se está gastando más, se está disminuyendo el consumo de esta categoría.

El directivo de la consultoría señaló: "No todas las categorías tienen el mismo comportamiento, por ejemplo, el caso de botanas, donde se está gastando 23 pesos más que en enero-marzo de 2013, pero el consumo es el mismo. Es decir, sí están dispuestos a pagar más para mantener su consumo, pero esto no sucede con todos los productos, ya que subieron los precios, pero no nuestros ingresos".

Y mencionó que el incremento del salario mínimo para 2014 fue equivalente a la inflación de 2013, lo que quiere decir que se tiene el mismo desembolso que el año pasado. Para poder pagar estas alzas en algunas categorías, pero se tiene que modificar el gasto en otras.

Ghirardelly dijo que las categorías en las que más se deja de gastar son de cuidado personal, éstos son productos que no son básicos, por lo que es "más sencillo" prescindir de ellos. Algunos ejemplos son: lociones, como primer lugar, donde un hogar gastó 68 pesos menos que un año atrás, maquillaje es otra categoría con 19 pesos menos, también algunos alimentos como barras de cereal, sopas y cereales.