Preocupa a analistas vacíos legales en reforma energética

Ante la poca claridad, especialistas consideran riesgos de que la reforma quede corta o peor de lo que estaba.

Monterrey

Analistas del sector ven con preocupación cómo avanza la aprobación en lo general del marco regulatorio de la reforma energética, al señalar que están quedando vacíos legales.

Alejandro Ibarra Yúnez, catedrático del Egade del Tecnológico de Monterrey, señaló que en los cuatro paquetes hay inconsistencias y “un regreso al no mercado, a la no eficiencia, a la no participación de particulares ni nacionales ni extranjeros”.

Indicó que la reforma constitucional de diciembre pasado parecía pretender finalmente destrabar el sector energético con más incentivos de mercado, más observación de eficiencias operativas, administrativas y financieras, pero se está quedando corto.

Ibarra Yúnez, experto en temas de regulación del sector eléctrico y energético e investigador, mencionó: “Estamos quedando con una votación del Senado con múltiples inconsistencias, errores y lenguaje rebuscado –diría cantinflesco-, y que por lo tanto, no tendría contenido legal válido.

“Aquí el riesgo es quedar en el mismo lugar, o peor aun, en un total retroceso del sector”, advirtió el especialista.

Ejemplificó que en el sector petróleo, se tiene que aclarar el proceso de concurso de exploración en contratos de riesgo compartido, y quién los asignará.

Subrayó una excesiva presencia de Sener y de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

Precisó también que en términos del Fondo Petrolero, tampoco queda claro dicho fondo una vez usados los recursos para múltiples objetivos que podrían ser políticos, no de protección de largo plazo de situación financieras adversas posibles.

En lo que se refiere a los derechos de paso agrícolas o ejidales también hay problemas, añadió el especialista, pues se eliminó erróneamente la palabra expropiación para poner las palabras “uso temporal”, lo cual podría acarrear negar los pagos de indemnización del Gobierno por el uso de suelo y subsuelo en exploración no oceánica.

Ibarra Yúnez mencionó que en lo referente a CFE, ésta permanece integrada verticalmente, donde otros jugadores no podrían competir en igualdad de circunstancias.

Asimismo, puntualizó que no queda clara la manera de sustituir los más de 700 permisos de generación actuales de todos los tipos por los nuevos y bajo qué condiciones.

Finalmente, indicó que los roles de la CNH y CRE quedan muy indefinidos en las asignaciones y vigilancia de la eficiencia de mercado en todo lo que no es “empresas productivas del Estado,” es decir, todos los permisionarios.

Liliana Estrada, analista de la firma de consultoría Inteligencia Financiera, consideró que se han establecido ciertos porcentajes de participación del sector privado en términos de participación, regalías, pero en la redacción está muy “vago todo el aspecto de regulación”.

Comentó que se deja que todo se defina en los contratos de cada uno de los proyectos, y esto, apuntó, es muy riesgoso.

Asimismo, dijo que aún no se sabe cómo se fortalecerá a Pemex y consideró que todo el proceso de aprobación va muy rápido y que el tema ambiental está abordado de una manera muy débil.

Mencionó que anteriormente, cuando se aprobó en diciembre la reforma energética, se dijo que iban a dar dos años de transición, donde Pemex se iba a fortalecer y tendría toda la capacidad de empresa productiva.

“La apertura va muy rápido sin dar oportunidad de fortalecer a Pemex y también sin dar oportunidad a que se acomoden los entes reguladores (la Comisión Nacional de Hidrocarburos y la Comisión Reguladora de Energía).

“Es preocupante que no se dé tiempo para fortalecer a las empresas y a los entes reguladores”, subrayó la especialista en el tema ambiental.