Propondrán transformación de prisiones en el país

Asociaciones civiles, académicas y funcionarios de Nuevo León crearon un documento que presentarán a las autoridades federales, incluyendo propuestas para reformar cárceles y ayudar a reos. 
Desde el 2011, Garay García se encontraba cumpliendo una condena de seis años en el Cereso de Apodaca.
Cereso de Apodaca. (Foto: Archivo)

Monterrey

Asociaciones civiles, académicas y funcionarios de Nuevo León colaboraron para la creación de un documento con propuestas y conclusiones para la transformación de las prisiones en México, el cual será entregado a las autoridades federales. 

Esto fue resultado del  simposio "Nuevo Sistema de Justicia Penal, y la Transformación de las Prisiones en México", organizado por Renace, donde se realizó un panel general, tres mesas de trabajo y una sesión plenaria de conclusiones y propuestas.

En el evento participó el presidente del Tribunal Superior de Justicia en el Estado, Gustavo Adolfo Guerrero Gutiérrez, quien señaló que resulta más factible la prevención del delito que el endurecimiento de penas dentro de los diferentes penales de la entidad.

El funcionario estatal argumentó que en Nuevo León aún existe el problema de la reincidencia de delitos de personas que estuvieron presas, logran su libertad y vuelven a delinquir.

"Eso sucede, el ser humano es muy vulnerable, pero para eso se tienen que hacer muchas políticas en el sentido de buscar que la sociedad viva en armonía, que tenga los elementos necesarios para convivir sanamente con los demás, los factores económicos para que pueda subsistir y su familia también y eso puede incidir en menos delincuencia".

Del panel general "¿Cómo (re)formar el sistema penitenciario mexicano?" resultaron varias propuestas, entre las que destacan: Formar un sistema penitenciario mexicano con base a la estructuración de una estrategia que dé pie a la ley, acreditación de centros penitenciarios y la creación de 33 instituciones penitenciarias, estatales y federal, y la reinserción con colaboración de organizaciones y empresas. 

De la mesa uno de trabajo "Construcción del nuevo modelo penitenciario con sociedad civil, iniciativa privada y gobierno", destacan las propuestas: Reinserción con colaboración de organizaciones y empresas,  Sistema penitenciario compacto -- la cárcel reservada para los individuos de alto riesgo - pocas prisiones - sanciones alternativas a las personas de delitos menores,  llegar a un concepto de ejecución de penas en condiciones dignas conforme a derechos humanos, y  la adición al artículo 18, párrafo segundo: "la ley preverá los métodos que garanticen la permanencia y eficacia de los programas y tratamientos penitenciarios que busquen la reinserción social". 

De la mesa dos "Reinserción social después de la prisión: construir opciones", destacan  programas de reinserción integral que engloben el trabajo con la familia de los internos antes y después de obtener su libertad; regresarles a los internos sus derechos humanos de educación, trabajo, salud y alimentación; y  vincular a los internos a empleos con empresas formales que les proporcionen una oportunidad de trabajo al obtener su libertad.

Finalmente de los trabajos de la mesa tres "Prisión y penas extendidas, familias de los internos", sobresale establecer una institución entre universidades,  sociedad civil  y ONG especializadas para levantar un censo a todas las familias, y así conocer la situación verdadera de ellas y los internos; activar los empleos remunerados dentro de las cárceles; e incrementar y mejorar la calidad de los programas que atienden los problemas de violencia intrafamiliar y de violencia de género.