Reforma energética debe partir de un proyecto de nación: Alfonso Esparza

El rector de la UAP recibió a Cuauhtémoc Cárdenas previo a la conferencia del líder izquierdista
Cuauhtémoc Cárdenas y Alfonso Esparza Ortiz en el Salón Barroco.
Cuauhtémoc Cárdenas y Alfonso Esparza Ortiz en el Salón Barroco. (Foto: Especial)

Puebla

El debate en torno a la Reforma Energética no puedecentrarse en el presente: “debe ser un proyecto de país en el mediano y largoplazo, en el que los mexicanos establezcamos qué modelo de Nación queremos ycuáles son las estrategias que seguiremos para construirlo”, afirmó el RectorAlfonso Esparza Ortiz, al dar la bienvenida a Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano,líder moral de la izquierda mexicana quien impartió una conferencia en el SalónBarroco del Edificio Carolino.

Después de indicar que se trata de un tema tancontrovertido como esencial para el país y que compete a todos los mexicanos,no sólo a los poderes Ejecutivo y Legislativo, puntualizó que “entre losaspectos que es imprescindible revisar destaca el relativo a la legitimidad delas reformas y la incidencia que éstas pueden tener en el carácter estratégicode los hidrocarburos, pues bien sabemos que la utilización de esos recursosestá fuertemente vinculada a las posibilidades de desarrollo del país”.

Al insistir en el análisis detenido y en la importanciade participar en la toma de decisiones, Esparza Ortiz señaló: “También resultapertinente preguntarnos si es posible realizar modificaciones a la Carta Magna,a través de nuevas políticas petroleras que alienten la eficiencia y la productividad”,dijo.

Al referirse a la conferencia que, sobre “El futuro delpetróleo de México. Reforma Energética y Soberanía Nacional”, impartió CárdenasSolórzano, el Rector de la BUAP consideró que dicho foro “pretende contribuiren el análisis y discusión sobre la Reforma Energética del gobierno federal, dela cual los universitarios no podemos ser ajenos. Consideramos que elintercambio de ideas es el mejor camino para arribar a consensos que atiendanla voluntad popular y los más altos beneficios para la Nación, en un entornoglobalizado y competitivo”.

Dada la complejidad y trascendencia del tema, abundó, talponencia permite contar con un panorama más amplio y someter al análisisdiversas propuestas. De hecho, agregó, “el ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas hallamado a una gran consulta nacional sobre la Reforma Energética que dé cabidaa la manifestación de las ideas de especialistas, servidores públicos,legisladores, y ciudadanos en general. Nuestra Universidad se ha distinguidopor ser un espacio plural y respetuoso para la expresión de las ideas y estavez no es la excepción”.

Por una política petrolera que prolongue la vida de las reservas

Sin dejar sin recursos al Estado, el PRD plantea unareforma que cambie el calendario de pagar impuestos: que los derechos dePetróleos Mexicanos se reduzcan de 72.5 a 62.5 por ciento de sus ingresos, enun periodo de cinco años y que en lugar de pagar todos los días lo haga mensualmente, con lo que dispondría de 30 mil millones de pesos anuales -150 mil millones de pesos en 5 años-, para cubrir sus necesidades básicas deinversión, señaló Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano, al impartir la conferencia “Elfuturo del petróleo de México. Reforma Energética y Soberanía Nacional”, en elSalón Barroco del Edificio Carolino.

Pemex es la única empresa que tiene un régimen fiscal alque está sometido y por el cual se le cobran impuestos todo el año. En 2013,por ejemplo, ello significó más de 620 mil de pesos diarios, lo que deja sinliquidez a la paraestatal para atender sus necesidades básicas de mantenimientode sus instalaciones, explicó.

Tras señalar que Pemex se encuentra entre las grandespetroleras del mundo, ocupando a veces el primero o el segundo lugar entre lasque más genera utilidades, antes de pagar impuestos, se pronunció por unapolítica petrolera que prolongue la vida de las reservas, por lo menos para lospróximos 25 años, lo cual exige, además, invertir más en exploración.

La propuesta perredista, agregó, busca que se le dé mayorvalor agregado al producto, al prolongar las cadenas productivas y no limitarsea la producción de petróleo crudo. De acuerdo con su exposición, desde el siglopasado no se construyen nuevas refinerías, lo que explica que México importe lamitad de los combustibles que consumimos como país.

Al abordar la propuesta de Reforma Energética, la cualcalificó de anticonstitucional y privatizadora, así como carente de legitimidadpolítica, señaló que tal proyecto pretende reformar los artículos 27 y 28 de laConstitución Política de México, “en contra del espíritu democrático,libertario y emancipador que dio origen a la Constitución de febrero de 1917”.

Tales reformas consisten, precisó, en eliminar delartículo 27 la disposición que establece que en materia de hidrocarburos no sedarán concesiones ni contratos; y en el 28, quitar los conceptos hidrocarburosy electricidad, lo que repercutiría en el artículo 25 donde se define que losestos sectores económicos son de manejo exclusivo del Estado. Con ello, dijo,“se abre la posibilidad de que todos los bienes y activos de PetróleosMexicanos y de la Comisión Federal de Electricidad puedan ser vendidos”.

Al finalizar su conferencia Cuauhtémoc Cárdenas Solórzanofirmó el Libro de Visitantes Distinguidos de Rectoría de la BUAP.

Por una política petrolera que prolongue la vida de las reservas

Sin dejar sin recursos al Estado, el PRD plantea una reforma que cambie el calendario de pagar impuestos: que los derechos de Petróleos Mexicanos se reduzcan de 72.5 a 62.5 por ciento de sus ingresos, en un periodo de cinco años y que en lugar de pagar todos los días lo haga mensualmente, con lo que dispondría de 30 mil millones de pesos anuales -150 mil millones de pesos en 5 años-, para cubrir sus necesidades básicas de inversión, señaló Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano, al impartir la conferencia “El futuro del petróleo de México. Reforma Energética y Soberanía Nacional”, en el Salón Barroco del Edificio Carolino.

Pemex es la única empresa que tiene un régimen fiscal al que está sometido y por el cual se le cobran impuestos todo el año. En 2013, por ejemplo, ello significó más de 620 mil de pesos diarios, lo que deja sin liquidez a la paraestatal para atender sus necesidades básicas de mantenimiento de sus instalaciones, explicó.

Tras señalar que Pemex se encuentra entre las grandes petroleras del mundo, ocupando a veces el primero o el segundo lugar entre las que más genera utilidades, antes de pagar impuestos, se pronunció por una política petrolera que prolongue la vida de las reservas, por lo menos para los próximos 25 años, lo cual exige, además, invertir más en exploración.

La propuesta perredista, agregó, busca que se le dé mayor valor agregado al producto, al prolongar las cadenas productivas y no limitarse a la producción de petróleo crudo. De acuerdo con su exposición, desde el siglo pasado no se construyen nuevas refinerías, lo que explica que México importe la mitad de los combustibles que consumimos como país.

Al abordar la propuesta de Reforma Energética, la cual calificó de anticonstitucional y privatizadora, así como carente de legitimidad política, señaló que tal proyecto pretende reformar los artículos 27 y 28 de la Constitución Política de México, “en contra del espíritu democrático, libertario y emancipador que dio origen a la Constitución de febrero de 1917”.

Tales reformas consisten, precisó, en eliminar del artículo 27 la disposición que establece que en materia de hidrocarburos no se darán concesiones ni contratos; y en el 28, quitar los conceptos hidrocarburos y electricidad, lo que repercutiría en el artículo 25 donde se define que los estos sectores económicos son de manejo exclusivo del Estado. Con ello, dijo, “se abre la posibilidad de que todos los bienes y activos de Petróleos Mexicanos y de la Comisión Federal de Electricidad puedan ser vendidos”.

Al finalizar su conferencia Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano firmó el Libro de Visitantes Distinguidos de Rectoría de la BUAP.