Reforestarán Zinacantepec con 150 mil árboles

Menciona que trabajarán en conjunto con universidades e instancias públicas y privadas.
reforestación, cuidado de la tierra, medio ambiente
(Especial)

Zinacantepec

Este año, en Zinacantepec contemplan plantar 150 mil árboles, producidos en el vivero del municipio, en 150 hectáreas del territorio, informó el director de Medio Ambiente, Víctor Manuel Sepúlveda.

Para esto, tardarán alrededor de dos meses en reforestar a partir de que inicie la época propicia para hacerlo, que será en los próximos junio y julio para que tengan mayor porcentaje de sobrevivencia.

Es por ello que ya alistan un plan de trabajo para atender lo que el director llamó "zonas perturbadas", como el sur del Xinantécatl, ejidos de San Juan de las Huertas, El Contadero, Loma Alta, Acahualco, entre otras.

Mencionó que trabajarán en conjunto en la reforestación de la zona con universidades, instancias públicas y particulares, tal y como lo hicieron el año pasado, cuando llegaron a un total de un millón 200 mil ejemplares de, los que dijo, han estado pendientes, por lo que la mayor parte han crecido.

Manuel Sepúlveda refirió que llevarán a cabo labores para plantar árboles propios para la urbe, a fin de que no solo se concentren en las partes boscosas, pues es parte de la imagen del municipio.

Añadió que acuden a escuelas para impulsar campañas de concientización sobre el cuidado del medio ambiente. Por otra parte, aseguró que en la zona boscosa del Nevado de Toluca existen plagas en los árboles que, anteriormente, debido a la nieve no había sido posible tratar.

Sin embargo conió que a partir del programa de manejo en el que trabaja la federación, podrán iniciar a laborar en conjunto para recuperar las áreas verdes.

El director de Medio Ambiente señaló que la reforestación es fundamental para el municipio, debido a que Zinacantepec está constituido por 48 por ciento de supericie forestal, es decir, 14 mil 517 hectáreas.

Por último, Indicó que para la demarcación sería factible realizar proyectos sustentables como los que llevan a cabo en Amanalco de Becerra, donde los ejidatarios se encargan de cuidar los árboles y de vender la madera de forma que no dañen a la naturaleza, pues renuevan las especies.