Refinería de Cadereyta deja de producir millones

Los trabajadores del lugar ahora hacen tareas administrativas para justificar su salario,
Detuvieron sus operaciones por la caída de la presión de agua del río.
Detuvieron sus operaciones por la caída de la presión de agua del río. (Raúl Palacios)

Cadereyta Jiménez

Pese a que continúa con la operación interrumpida, unos mil 200 trabajadores de la refinería de Pemex “Héctor R. Lara Sosa”, de Cadereyta, checan tarjeta para realizar sólo labores administrativas, cuyo pago sólo podrán sostener unos días.

Cada hora sin los procesamientos se deja de producir turbosina, combustóleo, asfaltos, azufre, propileno, gas nafta y gas LP, lo equivalente a un monto entre 100 mil y 200 mil pesos, es decir, casi 5 millones de pesos por día, según información recopilada por MILENIO Monterrey.

Trabajadores entrevistados al salir de la puerta de la planta, ubicada sobre el kilómetros 36.5 de la carretera Monterey-Reynosa, informaron que las empresas contratadas por la paraestatal sólo podrán sostener unos cuatro o cinco días esta situación, pero ya no sería posible para la próxima semana.

Héctor Rangel, originario de Ciudad Madero y con dos años trabajando para Química Apollo –firma originaria de Toluca contratada por Pemex Cadereyta–, señaló que de continuar esta situación podría ser afectado con la pérdida del empleo, pero que por lo pronto se le sigue pagando.

“No, la planta está fuera de operación; tuve que venir a checar (tarjeta) y ahorita no hay trabajo en el área de proceso, para nosotros que (laboramos en el área de) aditivos, está suspendido aditivos, estamos haciendo cosas administrativas para desquitar el sueldo.

“Desde la entrada, ahorita, por ejemplo, hay dos líneas de crudo que llegan a la refinería desde la que hay en Madero, Tamaulipas, es para todas (las áreas), combinadas, catalíticas, aditivos… pero por la falta de agua, la presión de agua está demasiada baja y no alcanza para todo lo que se ocupa”, dijo.

Desde el martes, ante la disminución gradual de la presión que se presenta en el río Ramos, el cual alimenta de agua a las calderas de la refinería, Pemex determinó realizar el paro seguro de las plantas hidrodesulfuradoras y otras unidades.

Otro trabajador, originario de Tampico, señaló que el nivel de agua del río Ramos no la libra y no alcanza para todo lo necesario en un proceso de este tipo.

“Aquí se manejan por sectores; por ejemplo, yo pertenezco al sector 4, son como 100, hablo de petroleros, son 10 sectores y hay más o menos… unos mil.

“Nos aguantan tres o cuatro días, así no nos van a perjudicar, pero si es más de una semana, a la empresa no le conviene pagar y el jefe nos dice que si no, nos mandan de vacaciones sin goce de sueldo y me tendría que ir a Tampico; la mayoría somos foráneos, de Durango, Tampico y Oaxaca, somos ingenieros químicos, y el 10 por ciento es de Cadereyta”, indicó el trabajador que labora en el área donde se produce propileno.

Alejandro Bofill Domínguez, de Veracruz, indicó que acudió a la planta para realizar un examen y poder ingresar, pero desconocía por qué no estaba en operaciones.

“Vine a un examen de seguridad para renovar el carnet y apenas voy a entrar al área, la verdad no sé; aquí siempre ha habido trabajo y ahorita ya no, la verdad yo no sé por qué están parados, yo no sé cómo están”, señaló el joven que busca ingresar a ITA, una firma foránea.

Un panorámico a la entrada de la planta presume que cumple con las normas ISO-9001, ISO-14001 e ISO/IEC-17025: 2005.