Redescubren serpiente que se creía extinta

No todas son malas noticias en el contexto del Día Mundial de la Biodiversidad Biológica, aunque la tasa de pérdida es muy superior a la de recuperación o redescubrimiento.
Culebra nocturna de la Isla Clarión
Culebra nocturna de la Isla Clarión (Cortesía Conabio )

Guadalajara

Una especie de culebra ha sido redescubierta en la isla mexicana más remota: la culebra nocturna de la Isla Clarión, que "marca todo un acontecimiento ya que no se había registrado desde 1936. En su reencuentro, el reptil se describe como una especie distinta de serpiente endémica de la isla", señala la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (Conabio).

"Las islas son el hogar de muchas plantas y animales endémicos, es decir, con distribución restringida a un espacio definido; varias de estas especies están actualmente amenazadas o ya se han extinguido. México posee más de mil islas; entre ellas, un grupo remoto de cuatro pequeños territorios conforman el Archipiélago de Revillagigedo: Isla Socorro, Isla San Benedicto, Isla Clarión y el Islote Roca Partida, pertenecientes al estado de Colima y ubicados entre los 700 y 1100 km de distancia con respecto a las costas en tierra firme", refiere el comunicado.

En 1936, el naturalista estadunidense Charles William Beebe, colectó dentro del área de la Isla Clarión que ocupa 1,613 km2, diversos ejemplares de invertebrados marinos, peces, aves y reptiles, los cuales depositó en el Museo Americano de Historia Natural de Nueva York. "Uno de los reptiles fue descrito como una subespecie endémica de la isla, la serpiente nocturna Hypsiglena ochrorhyncha unaocularus. A pesar de las posteriores expediciones realizadas por décadas a la lejana isla, la serpiente nocturna no se volvió a registrar hasta recientemente, después de más de 70 años. La culebra nocturna manchada (Hypsiglena ochrorhyncha) se distribuye desde el centro de California en Estados Unidos hasta la punta de la península de Baja California en nuestro país, pero también habita diversas islas del noroeste mexicano en donde se consideran distintas subespecies. Las culebras nocturnas se alimentan de arañas, alacranes, grillos y de lagartijas y sus huevos".

En la reciente expedición de 2013, "los investigadores Juan E. Martínez-Gómez, Gustavo Aguirre-León y Juan A. Cervantes-Pasqualli del Instituto de Ecología A.C. de Xalapa, Ver., México; Daniel G. Mulcahy del Museo Nacional de Historia Natural de Washington, D.C. y un observador del Instituto Oceanográfico del Pacífico de la Secretaría de Marina, encontraron de nuevo a la elusiva culebra. Además, mediante estudios genéticos, morfológicos y geográficos, los investigadores reconocieron que se trataba de una nueva especie para la ciencia: la culebra nocturna de la Isla Clarión (Hypsiglena unaocularus)".

El descubrimiento o redescubrimiento de un animal vertebrado -mamíferos, aves, reptiles, anfibios y peces- "en este periodo de vida en el planeta, en el que la tasa de extinción de estas especies es alarmante, marca un hecho extraordinario. Las extinciones son consecuencia de la pérdida de hábitat, del calentamiento global, de las enfermedades infecciosas y de la introducción de especies exóticas por los humanos, entre otras causas. En particular, los ecosistemas insulares son sumamente vulnerables a las especies invasoras y a otras perturbaciones del ambiente", añade.

México está entra las cinco naciones más ricas en biodiversidad, pero también registra tasas de extinción elevadas, como el caso del lago de Chapala, donde diez especies de peces no han vuelto a ser capturadas desde 1990 (ver edición de hoy de MILENIO JALISCO).