“El autoconocimiento, un medio para controlarlos”

Para el director del Instituto de Investigación y Mejora de las Actitudes, Humberto Guajardo, el morbo se aprende pues está asociado al estrés en términos de reacción y psicológicamente al placer.
El morbo está asociado al estrés en términos de reacción y psicológicamente al placer.
El morbo está asociado al estrés en términos de reacción y psicológicamente al placer. (Manuel Guadarrama)

Torreón, Coahuila

Para el consultor Humberto Guajardo, director del Instituto de Investigación y Mejora de las Actitudes, el morbo no es una condición natural del ser humano, sino que se genera por condiciones aprendidas.

“Hay quienes ven que una persona se está ahogando y en lugar de salvarlo, saca el celular para grabar la escena y subirlo a redes sociales”.

Sin embargo, aseguró que mediante la información y el autoconocimiento, es posible controlar este comportamiento vinculado fuertemente a la recepción de placer frente al dolor ajeno.

"El morbo es una característica humana, que hace que la gente tenga una experiencia emocional, psico-fisiológica, en donde le atrae algo que no es correcto o común, incluso riesgoso".

"Está asociado al estrés en términos de reacción, y psicológicamente al placer, hay mucha gente que tiene placer con el dolor", indicó.

Indicó que una persona morbosa es aquella que utiliza elementos de riesgo o fuera de lo común para sentirse activo mental y físicamente.

"La gente ve un accidente y voltea a ver. El morbo no es solamente sexual, hay otros que buscan twitts de seguridad para conocer, pero hay otros que es para saber lo que está pasando".

"Hay quienes ven que una persona se está ahogando y en lugar de salvarlo, saca el celular para grabar la escena y subirlo a redes sociales, o el papá que ve que su hijo se va a caer del columpio, en lugar de ayudarlo lo graba de igual manera".

En redes sociales, se está generando el "stalker" o acosador, personas que revisan las redes sociales de otras personas y les causa placer y agrado.

En algunos casos se asocia a cierto nivel de poder sobre el otro, al tener mayor conocimiento sobre ciertos temas, o el voyeurista traspasando los niveles de intimidad del otro.

Y aunque pudiera parecer lo contrario, afirmó que el morbo no es una conducta natural del ser humano, sino que es un concepto social, algo aprendido.

El psicólogo clínico explica que el morbo se asocia a lo violento y lo sexual, pero que incluso llega a tener connotación familiar, cuando en el seno más básico, es el chisme el tema al que gira la convivencia familiar.

Dejó en claro que el morbo no reconoce condición social, económica ni educativa. Señaló que al ser psico-fisiológica, esto rebasa los niveles intelectuales si no se permite.

Más que como una fórmula, comentó que el morbo se detiene con el autoconocimiento, ya que mencionó no es una educación formal, sino formación personal que se desarrolla por medio del autoestima, con auto-observación, valoración personal, el reconocimiento del propio individuo, la vinculación personal con su medio, ubicándose el rol personal de manera subjetiva, independientemente del entorno.

"A nivel mundial, de igual pasó en el caso de la muerte de la Princesa Diana en París, a partir de los paparazzis que querían tomarle fotografías, para luego venderlas y que al ser exclusivas venden más, porque además son las que causan más morbo".

"A todos nos mueve un poco de morbo, al ser antropológico, todos tenemos un nivel de morbosidad, el asunto es qué tanto cada quien en lo personal, parejas y familias, manejan una educación sobre el morbo", finalizó.