Recupera UAP control de Ex Tienda Universitaria

El rector Alfonso Esparza destacó que al llegar a su fin el contrato establecido hace una década con la firma de televisión por cable, la institución decidió retomar el control de las ...

Puebla

La Universidad Autónoma de Puebla (UAP) retomará a partir de mayo el control de las instalaciones de la Ex Tienda Universitaria ubicadas en la 11 Sur entre la 47 y la 49 Poniente con el objetivo de destinar el espacio para fines académicos y de investigación.

El contrato que se estableció en 2004 con la empresa Mecagable termina en mayo próximo y las autoridades universitarias determinaron retomar el manejo del inmueble que en la década de los años ochenta y hasta principios de los noventa fue una tienda departamental que ofrecía productos a bajos precios para los trabajadores y docentes.

La UAP cuenta con diferentes proyectos como reubicar carreras de reciente creación que se ofrecen en Ciudad Universitaria. Fue en 2013 cuando la UAP creó las carreras de Ingeniería en Sistemas Automotrices, Ingeniería en Energías Alternativas, Biotecnología y Cinematografía.

El rector de la UAP, Alfonso Esparza Ortiz, destacó que al llegar a su fin el contrato establecido hace una década con la firma de televisión por cable, la institución decidió retomar el control de las instalaciones ante la demanda de espacios universitarios.

"No es un proceso, era un contrato de 10 años que ya llega a su fin en este año. Obviamente la institución requiere instalaciones, entonces, en tiempo y forma se hizo la petición para que nos lo reintegren al término del contrato que este año termina", destacó Esparza Ortiz.

Comentó que a partir de mayo se analizará el futuro de las instalaciones de la Ex Tienda Universitaria, espacio superior a los mil metros cuadrados, entre estacionamientos y una nave central.

"En mayo, ya están notificados y a partir de mayo vamos a planear lo que vamos a colocar ahí. Están varios proyectos, la demanda de espacios es alta pero algo importante va a estar ahí" comentó.

Comienza proceso de regularización

La abogada general de la UAP, Miriam Olga Ponce Gómez, explicó que la institución se encuentra en un proceso de revisión y regularización de propiedades, entre ellas, la ex Tienda Universitaria.

"Están los proyectos, el rector quiere que regularicemos todo. Tenemos escrituras de casi todos los predios que son de la universidad y estamos checando qué es lo que nos falta. Por indicaciones del rector estamos regularizando algunas cuestiones que nos faltan pero es lo mínimo", agregó.

Destacó que una vez que casi todos los espacios de Ciudad Universitaria están ocupados, se busca recuperar inmuebles para destinarlos a fines académicos.

"Tiene planes el señor rector de ampliar la infraestructura universitaria. Ciudad Universitaria ha crecido en demasía y ya no tenemos espacio. Queremos recuperar algunos inmuebles que están rentados o dados en comodato para que ahí se construyan nuevas unidades académicas", explicó.

Resaltó que en el caso de la Ex Tienda, uno de los proyectos consiste en que las instalaciones universitarias ubicadas a un costado del Panteón Francés alberguen parte de la nueva oferta académica de la institución.

"Lo tenemos en un contrato de comodato pero en eso estamos para poder utilizarlo. El rector quiere que se creen nuevos edificios para que con esa nueva oferta académica que vamos a tener de nuevas licenciaturas, se puedan extender a esos lugares porque ya es insuficiente y necesitamos construir nuevos espacios. Están los proyectos, no le podría decir específicamente cuáles pero está el proyecto para poder ampliar la infraestructura académica", apuntó.

Cuenta UAP con más de 290 inmuebles

La Universidad Autónoma de Puebla cuenta con más de 290 inmuebles, algunos fueron adquiridos, otros se recibieron en donación o por sucesiones intestamentarias. De acuerdo con Ley de la Universidad Autónoma de Puebla, en su artículo 8, el patrimonio de la universidad se constituye con los bienes y valores.

De acuerdo con la Gaceta Tiempo Universitaria Año 3 Número 8 de mayo de 200, el origen del patrimonio universitario comenzó el 27 de abril de 1937 cuando el Congreso del Estado transformó el Colegio del Estado en Universidad de Puebla.

El 21 de mayo del mismo año se expide la Ley Orgánica de la institución, que en su artículo Tercero establecía que la universidad contaba con: bachilleratos; Filosofía y Letras; Derecho y Ciencias Sociales; Medicina; Ingeniería; Química y Farmacia; Comercio y Ciencias Administrativas; Odontología; Bellas Artes; Extensión Normal Superior; Educación Física; Música, Declamación; Institutos: Biblioteca Palafoxiana; Observatorio Metereológico; Instituto Biotipológico; Instituto Obrero; Museo del Alfeñique; Museo Comercial; Hospital Francisco Marín; y Dirección de Turismo.

Fue en 1941 cuando el gobernador del estado, Gonzalo Bautista Castillo, presentó una iniciativa de ley aprobada por el Congreso, mediante la cual se establece que la universidad estaría constituida solo por sus bachilleratos, por las facultades de Medicina, Derecho y Ciencias Sociales, Ingeniería, Ciencias Químicas, Odontología, Comercio y Ciencias Administrativas, y por el Departamento de Extensión Universitaria, ubicadas en el edificio Carolino, antiguo Colegio del Espíritu Santo fundado en 1587.

La Gaceta Universitaria destaca que en 1959, el rector Manuel Santillana recibe a título gratuito, diez hectáreas del antiguo rancho de Manzanilla, en las que se edificó la preparatoria Alfonso Calderón Moreno.

Por su parte, el rector Manuel Lara y Parra obtuvo de la Fundación Mary Street Jenkins apoyo financiero para construir, en el ejido de San Baltazar Campeche, la preparatoria Lic. Benito Juárez, que fue inaugurada el 13 de agosto de 1965.

Para 1972, la UAP logró la adquisición del Hospital Civil de Puebla que se convirtió en el Hospital Universitario de Puebla. Un año después, la universidad recuperó el edificio del antiguo Colegio de San Jerónimo, hoy facultad de psicología. Ese mismo año grupos de universitarios ocuparon lo que fue la Academia de Bellas Artes, Casa de la Bóveda;

El patrimonio de la UAP aumentó con la donación de algunos predios ubicados en El Salado, y de unos terrenos en Tecamachalco, en donde se edifican las escuelas de Veterinaria y Zootecnia, y la preparatoria Enrique Cabrera Barroso.

A partir del año 1964, el Consejo Universitario comenzó la búsqueda de un sitio para edificar Ciudad Universitaria. El máximo órgano de gobierno de la UAP destacó que en un predio de San Baltazar Campeche, colindante con el fraccionamiento Jardines de San Manuel, se ubicaría CU. El gobernador Aarón Merino Fernández promovió la expropiación e indemnización correspondiente.

La Fundación Mary Street Jenkins decidió aportar fondos para la construcción de los edificios que fueron el pie de inicio de Ciudad Universitaria en enero de 1969.

Durante la gestión del gobernador Manuel Barlett, en la década de los 90, la UAP recibió en donación de veinte hectáreas ubicadas en la zona Angelópolis Vía Atlixcayotl donde se desarrolló el Complejo Cultural Universitario, la Facultad de Comunicación, el Instituto de Ciencias de Gobierno, entre otras unidades.

Al principio era la oferta…

El 13 de diciembre de 1983 se abrió la Tienda Universitaria de la UAP con la política de ofrecer a trabajadores y docentes artículos básicos a precios inferiores a los del mercado. Fue en 1985 cuando se implementó un programa de ventas especiales con objeto de que los trabajadores adquirieran a bajos costos, alimentos, ropa y enseres para el hogar.

A finales de la década de los ochenta, la Tienda Universitaria presentó problemas económicos relacionados con la inestabilidad que vivió la casa de estudios.
En la sesión extraordinaria del 18 de mayo de 1993 se presentó una propuesta para la reapertura de la tienda y se propuso un comodato con una empresa comercializadora que otorgaría una renta fija a la UAP más un dos por ciento sobre utilidades mensuales.

La segunda etapa de la Tienda Universitaria no trajo los resultados esperados y al final terminó cerrado. Pasaron varios proyectos y más tarde, la institución llegó a un acuerdo con una empresa de televisión por cable que decidió instalar su sede principal para Puebla.