Recuerdan a las 21 víctimas del 'trenazo' con misa en frontera

Más de 500 personas entre amigos y familiares de los difuntos acudieron a la ceremonia religiosa oficiada por el obispo neoladerense Gustavo Rodríguez a un costado de donde sucediera el accidente.
La isa se celebro justo a un costado de las vías del tren.
La isa se celebro justo a un costado de las vías del tren. (Ricardo Hernández)

Nuevo Laredo

En punto de las 17 horas tiempo de la frontera de Anáhuac, Nuevo León, dio inicio la misa que fue oficiada por el obispo de Nuevo Laredo, Gustavo Rodríguez Vega, para recordar a las 21 víctimas que perdieron la vida el pasado 13 de febrero cuando un autobús de la empresa Transportes Frontera fuera embestido por el tren en el kilometro 197 de la carretera Anáhuac-Nuevo Laredo.

Ante más de 500 personas provenientes de los estados de Nuevo León, Coahuila y Tamaulipas entre amigos y familiares se llevo a cabo la ceremonia eclesiástica, justo a un costado donde sucedió el fatídico accidente.

Algunos de los asistentes portaban playeras con estampados sus familiares que desafortunadamente perdieron la vida, así como camisas y globos blancos, los cuales soltaron al cielo al término de la misa.

Durante la eucaristía se vivió un momento triste, al pasar el tren y hacer sonar su claxon, situación que hiso recordar a los familiares, y algunos rompieron en llanto.

Al término de la misa el Obispo Rodríguez Vega, bendijo una área cercana al lugar donde se construirá una capilla que tendrá una placa con los nombres grabados de las 21 personas fallecidas el 13 de febrero del 2015.

FAMILIARES SIN RESPUESTA DE AUTORIDADES

Erasmo Olivo padre de Aide Marisol Olivo, quien perdiera la vida tras el accidente, y quienes son originarios de Anáhuac, Nuevo León, mencionó que hasta el momento no hay nada en concreto por parte de las autoridades y de la empresa Transportes Frontera, para el pago de la indemnización.

"Andamos negociando con la empresa, nos dicen que si nos van a pagar, pero no hay nada concreto y pues al chofer no tengo nada que decirle, solo que haya arriba esta dios", mencionó.

Por su parte, Leticia Zaleta Ramírez, madre de quien en vida llevaba el nombre de BrettCisneros Zaleta, quien era catedrático de la Facultad de Enfermería de la Universidad Autónoma de Tamaulipas en Nuevo Laredo, dijo que solo pide justicia a las autoridades, ya que hasta el momento no ha recibido ningún tipo de ayuda.

"Yo nada más pido que se haga justicia, el dejo un niño de tres años y su esposa, al chofer le digo que sobre su conciencia quedara".

Agrego que luego de cumplirse el mes del terrible accidente, no les han devuelto las pertenencias que llevaba su hijo en el autobús, y pide a las autoridades correspondientes que se las devuelvan.