La generación del Crack recuerda a Ignacio Padilla

Jorge Volpi, Pedro Ángel Palou, Rosa Beltrán, Pablo Raphael y Antonia Karrigan, protagonizaron el homenaje al escritor recién fallecido.
Rinden homenaje a Ignacio Padilla en la FIL.
Rinden homenaje a Ignacio Padilla en la FIL. (Cortesía Ruth Rosas)

Guadalajara

Amigos cercanos al escritor Ignacio Padilla, le rindieron un homenaje en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara (FIL). Jorge Volpi, Pedro Ángel Palou, Rosa Beltrán, Pablo Raphael y Antonia Karrigan, protagonizaron esta actividad coordinada por la Dirección de Literatura de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Secretaría de Cultura, Editorial Planeta y FIL Guadalajara.

En primera instancia Rosa Beltrán leyó un texto escrito por Marisol Schulz que no pudo asistir a la sesión: “La madrugada del 20 nos arrebató de golpe la vida de nuestro adoradísimo Nacho, nos arrebató su sonrisa, su bonhomía, sus ojos pispiretos, su talento y su creatividad”. Enseguida continúo con sus experiencias junto al autor y cómo iniciaron a escribir novelas al mismo tiempo, sus experiencias como becarios y de la obra de Ignacio La catedral de los ahogados. “Nacho no solo era el más devoto sino también el más precoz, ganó el Premio Primavera por Amphitryon a sus 32 años y fue traducido a varias lenguas”, recordó la escritora.

Por su parte Jorge Volpi dijo que era el tercer homenaje a Ignacio Padilla en el que participa, y que sobre todo no habría querido asistir a ninguno, recalcó que es un momento particularmente doloroso, y mencionó como lo conoció hace 32 años. Y además comentó que las tres pasiones del homenajeado eran la literatura infantil, Cervantes y sus cuentos.

“Conocí a Nacho en el año 1999 aquí en Guadalajara, cuando acababa de ganar Volpi el premio Biblioteca Breve por su novela En busca de Klingsor y me presentó a su amigo Nacho”, comentó Antonia Karrigan.

Pedro Ángel Palou fue el encargado de hablar del fin del mundo desde los ojos de Ignacio Padilla, y comentó que están en el homenaje sin querer estarlo del todo “en el caso de Padilla, la imaginación, la ficción pura si se quiere, era lo que posibilitaba o incluso creaba la vida” recalcó el escritor. “Ignacio creía que solo la literatura podría salvarlo” enfatizó Pablo Raphael, además solicitó a la FIL Guadalajara, que el Encuentro Internacional de Cuento se llame Encuentro Internacional de Cuentistas Ignacio Padilla.

GPE