Rector confía en acuerdo para evitar huelga en la UAP

En negociaciones se apreciará la influencia del tope de aumento del 3.5 % que otorgó la UNAM
Al centro, el rector de la UAP Alfonso Esparza Ortiz.
Al centro, el rector de la UAP Alfonso Esparza Ortiz. (Foto: Especial)

Puebla

El rector de la Universidad Autónoma de Puebla (UAP), Alfonso Esparza Ortiz confió en un acuerdo de aumento salarial y de prestaciones con las dirigencias de la Asociación Sindical de Personal Académico (Aspabuap) y del Sindicato Independiente de Trabajadores (Sitbuap) para evitar la huelga en la institución que está emplazada para el próximo 15 de febrero.

Después de que el pasado viernes se presentó el primer acercamiento entre una comisión de la máxima casa de estudios y las representaciones de los docentes y de los trabajadores, Esparza Ortiz manifestó que pese a la posibilidad de un acuerdo, en las negociaciones que se extenderán durante este mes y a lo largo de los primeros días de febrero, se apreciará la influencia del tope de aumento que está relacionado con el 3.5 por ciento de incremento que la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) otorgó a sus trabajadores para este año.

"Esperemos llegar a un acuerdo antes, existen todos los elementos para poder lograr un acuerdo", destacó Esparza Ortiz.

Por un lado, la Aspabuap solicita un incremento del 8 por ciento directo al salario y 7 por ciento en prestaciones para un global del 15 por ciento; mientras que el Sitbuap emplazó a huelga a la institución con una petición de un incremento de 10 por ciento directo al salario y 10 por ciento de aumento en prestaciones para un global de 20 por ciento.

SE BUSCAN MEJORES CONDICIONES LABORALES

En entrevista tras la presentación de la Agenda 2014 de la agrupación "Actívate por Puebla" frente al edificio Carolino, el rector de la UAP destacó que la institución está trabajando para lograr mejores condiciones laborales tanto para trabajadores como para docentes.

"Ya hicimos dos ejercicios que han sido de beneplácito para la mayoría de los empleados universitarios. El primero fue la transformación ya que más de 800 trabajadores tuvieron su definitividad y muchos de ellos tuvieron una mejora tras presentar los exámenes por oposición".

Adelantó que la administración central de la UAP seguirá trabajando.

"Viene una etapa para que los trabajadores no académicos puedan contar con transformaciones y podamos mejorar su vida", destacó.