Reconocen a 20 familias donadoras de vida

El gobierno de Jalisco pugna por una mayor cultura de la donación.

Guadalajara

“Queremos que la gente sepa que hay personas que en el momento más crítico de la misma, tomaron la decisión de ayudar a otras personas y que éstas acciones las queremos replicar, convirtiendo a Jalisco en un estado solidario que piensa en los demás”, señaló el gobernador del estado de Jalisco, Jorge Aristóteles Sandoval Díaz, durante el evento en donde se reconocieron a 20 familias benefactoras de la sociedad al donar órganos y tejidos de familiares al morir.

El Consejo Estatal de Trasplantes de Órganos y Tejidos (CETOT) y la Secretaría de Salud Jalisco, entregaron reconocimientos a las personas que decidieron dar vida, por segunda vez, mediante la donación de órganos de algunos de sus familiares. Raymundo Hernández Hernández, secretario técnico del CETOT, agregó que esta distinción fue otorgada por “la valentía y generosidad que los familiares mostraron al ayudar a quienes más lo necesitaban a pesar del dolor por el que estaban pasando”

Dijo, que gracias a ellos se logró salvar la vida de 286 personas, de los cuales 226 recibieron trasplante de riñón; 51 trasplante de hígado y 9 trasplante de corazón, además se mejoró la calidad de vida de 900 personas con la donación de tejido (córnea y hueso)

Por su parte, Francisco Lomelí Cervantes, en representación de las familias benefactoras, contó con lágrimas en los ojos que la voluntad de su hijo Jonathan “era donarse a sí mismo, donarse todo”, por lo que sin dudarlo, su esposa y él, decidieron beneficiar hasta a 300 personas. “Jonathan siempre fue un niño muy deportista y sano que gracias a eso se pudo donar todo su cuerpo”, ante esto, exhortó a los asistentes a cuidar su vida y salud para poder ser donadores “cuidemos nuestro cuerpo, porque estamos hablando como donadores pero también puede ser al revés, quizá y algún día lo necesitemos”, puntualizó.