Reconoce DIF municipal a egresadas de taller de emprededurismo familiar

Mil 154 personas han sido beneficiadas con 27 distintos talleres
Dinorah López de Gali en la entrega de los reconocimientos.
Dinorah López de Gali en la entrega de los reconocimientos. (Foto: Especial)

Puebla

La Presidenta del Patronato del Sistema Municipal DIF, Dinorah López de Gali, entregó reconocimientos a la primera generación de graduados de los talleres de emprendedurismo familiar que culminaron su preparación en esta nueva administración.

Del 15 de febrero a la fecha, se han inscrito mil 154 personas en los 27 talleres que ofrece la Subdirección de Fortalecimiento Familiar del DIF Municipal en el Centro de Emprendedurismo, ubicado en el Centro Histórico de la ciudad. Los cursos están dirigidos a hombres y mujeres, pero la mayor parte de las personas inscritas son jefas de familia y profesionistas sin empleo formal.

Ante las 577 mujeres que concluyeron su capacitación, López de Gali expresó que para la administración del Alcalde Tony Gali es de suma importancia apoyar a este sector, proporcionándoles las herramientas necesarias para su desarrollo personal y laboral.

Para fomentar la creación de microempresas, la Presidenta del Patronato del DIF Municipal entregó quince becas a las mejores estudiantes para que continúen su preparación y cursen de manera gratuita un trimestre en cualquiera de los talleres que se imparten.

En la ceremonia de graduación estuvieron presentes el director del DIF Municipal, Elyser Tato Camargo; la directora del Instituto Municipal de Arte y Cultura, Anel Nochebuena Escobar y en representación del regidor Juan Pablo Kuri, acudió Agustín Velez Grajales.

Thalía Onorio Taraco encontró en estas clases una oportunidad para poner en práctica su creatividad. Cuando egresó como diseñadora gráfica, estuvo seis meses desempleada, por tanto decidió inscribirse en los talleres que ofrece el DIF.

Al primer taller que se inscribió Thalía fue el de arreglo y diseño de uñas, pero le pareció que por su casa ya había varios negocios dedicados a la belleza, así que después experimentó con el repujado y pasta flexible. Luego de dos años de tomar clases, aprendió y perfeccionó la elaboración de velas donde combina ambas técnicas y ahora las vende en el Centro de Emprendedurismo Familiar para fiestas familiares.

"Aunque es un producto que ya está en el mercado, mis velas tienen un sello particular que le gusta a la gente, tanto que vienen a comprarlas", comentó.

En el Centro de Emprendedurismo Familiar se ofrecen talleres de gastronomía, cultora de belleza, uñas, masajes, repostería, cocina gourmet, panadería, corte y confección, joyería artesanal, pintura en tela y madera, diseño floral y diversas manualidades.