Reciben ordenación dos obispos auxiliares de Puebla

Les otorgaron la unción con el santo crisma, el Libro de los Evangelios, un anillo que significa la fidelidad hacia Dios, la mitra y el báculo que simboliza la misión de presidir la Iglesia
Felipe Pozos Lorenzini y Tomás López Durán.
Felipe Pozos Lorenzini y Tomás López Durán. (Foto: Andrés Lobato)

Puebla

Los obispos auxiliares de Puebla, Felipe Pozos Lorenzini y Tomás López Durán, recibieron la ordenación episcopal ante más de 20 mil files reunidos en el Centro Expositor y de Convenciones de los Fuertes de Loreto y Guadalupe.

El nuncio apostólico de México, Christophe Pierre; los cardenales Norberto Rivera Carrera y Juan Sandoval; y el arzobispo de Puebla, Víctor Sánchez Espinosa, encabezaron la ceremonia religiosa en la que impusieron sus manos sobre los religiosos ordenados.

Durante la ceremonia, los nuevos obispos que se colocaron en el suelo para recibir la ordenación; y más tarde, recibieron la unción con el santo crisma, el Libro de los Evangelios, un anillo que significa la fidelidad hacia Dios y la Iglesia, la mitra que significa la unción del Espíritu y el báculo que simboliza la misión de presidir la Iglesia.

Durante la celebración, fue leído el mandato apostólico del papa Francisco por el que Pozos Lorenzini y López Durán recibieron su nombramiento.
En el documento, el papa Francisco designa a Tomás López Durán como obispo auxiliar asignándole la sede titular de Socia; mientras que a Felipe Pozos Lorenzini, rector del Seminario Palafoxiano de Puebla, le indica que ocupa la sede titular de Satafis.

Al recibir la indumentaria correspondiente, Pozos Lorenzini y Tomás López Durán prometieron servir a la Iglesia "en la caridad y en la fidelidad" tras ser cuestionados por el arzobispo de Puebla, Víctor Sánchez Espinosa.

Ya vestidos como obispos, Felipe Pozos Lorenzini y Tomás López Durán se acercaron y se pusieron de rodillas en el altar para recibir la imposición de manos del nuncio apostólico, de los cardenales Norberto Rivera Carrera y Juan Sandoval; y del arzobispo de Puebla, Víctor Sánchez Espinosa.

Como obispos auxiliares, Tomas López Duran basará su trabajo en el lema "Señor mío y Jesús mío"; mientras que Felipe Pozos Lorenzini se guiará por "Hágase en mí según tu voluntad".

Al final, cada uno de los obispos recibió el "abrazo de paz" de los integrantes del colegio episcopal y el aplauso de los presentes.

Los nuevos obispos auxiliarán al arzobispo de Puebla en la labor pastoral dentro del territorio de la arquidiócesis de Puebla: Pozos Lorenzini tendrá a su cargo la formación sacerdotal; mientras que López Durán se encargará del Tribunal Eclesiástico.

La arquidiócesis de Puebla ya cuenta con tres obispos auxiliares, Felipe Pozos Lorenzini y Tomás López Durán. El otro obispo auxiliar es Eugenio Lira Rugarcía, quien actualmente está trabajando como secretario general de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM).

Existen peligros que alejan a sacerdotes de su misión: nuncio

El nuncio apostólico, Christophe Pierre, reconoció que hay peligros y “acechanzas” que en ocasiones llegan a alejar a los sacerdotes de su misión y resaltó que la labor de los obispos y curas es atender a las personas pobres y necesitadas.

Al participar en la misa de ordenación de los dos obispos auxiliares de Puebla, Felipe Pozos Lorenzini y Tomás López Durán, en el Centro Expositor y de Convenciones de los Fuertes de Loreto y Guadalupe, el representante del papa Francisco en México destacó que la oración confiada y asidua es el antídoto contra los peligros que enfrentan los sacerdotes.

“Hay acechanzas que pueden y que de suyo no raras veces logran alejar al pastor de su gente y de su compromiso con el Señor. En consecuencia, para el obispo es cuestión de vida o de muerte mantener fija la mirada de pastor en las ovejas y no en sí mismo. Mirar a las ovejas, sin dejar a Cristo y de hablar con él sobre todo en la oración confiada, asidua, intensa, perseverante”, resaltó el nuncio apostólico.

Ante más de 20 mil fieles reunidos en el recinto que fue sede de la ordenación episcopal, Pierre resaltó que los nuevos obispos auxiliares de Puebla, Felipe Pozos Lorenzini y Tomás López Durán, deben estar cerca de los pobres y prestar atención a las personas más necesitadas.

“Estén cerca de los pobres, los indefensos y cuantos necesitan acogida y ayuda, y presten atención a todos los que no pertenecen al único rebaño de Cristo”, destacó el nuncio apostólico.

Señaló que los obispos por naturaleza, conforman una especie de Colegio que supera toda concepción individualista, pues su característica primordial es la comunión: “comunión con los hermanos del episcopado y comunión efectiva de todo el Colegio Episcopal y de cada uno con el papa”.

Comentó que el sacerdote es “otro Cristo” porque debe seguir el modelo de los apóstoles: en el modo de llevar a cabo la tarea encomendada pero, ante todo, en el modo de pensar, discernir y decidir.