Recibe Jiménez Merino Presea Forjadores de Puebla 2013

El dos veces secretario de Desarrollo Rural y diputado federal por Puebla a las LIX y LXI Legislaturas, recibió la condecoración por sus aportaciones al campo durante más de tres décadas
Alberto Jiménez Merino recibiendo la presea.
Alberto Jiménez Merino recibiendo la presea. (Foto: Especial)

Puebla

Alberto Jiménez Merino recibió la Presea Forjadores de Puebla 2013, por sus aportaciones al campo poblano a lo largo de más de 30 años de ejercicio de la agronomía, en los que ha sido impulsor del aprovechamiento del agua, agricultura familiar, desarrollo de cadenas productivas, así como de más de 250 innovaciones para el sector agroalimentario, como la acuacultura, cultivo del bambú, chía, pitahaya, alimentos para el ganado y plantas medicinales, entre muchos otros.

El hombre de origen mixteco (Tecomatlán, Puebla, 1959) es egresado de la Universidad Autónoma de Chapingo (UACh), en la que se graduó en 1982 como agrónomo zootecnista. Fue también profesor- investigador y director de la Facultad de Zootecnia. Apenas 8 años después de terminar sus estudios, fue el rector más joven en la historia de la UACh, con apenas 30 años de edad.

Es producto y un convencido de la cultura del esfuerzo, para el desarrollo personal, del estado y del país: "la misión de mi vida es servir a mis semejantes, porque no hay mayor alegría que ayudar siempre que se tenga esa posibilidad", es la base de su pensamiento.

Jiménez Merino, actualmente delegado en Puebla de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) del Gobierno de la República, ha sido en dos ocasiones secretario de Desarrollo Rural de la entidad y diputado federal a las LIX y LXI Legislaturas del Congreso de la Unión.

En sus responsabilidades como servidor público, ha ponderado la capacitación y asesoría técnica, "como servicios fundamentales de la transformación humana y la agricultura de conservación como el principal factor de la productividad".

Este eje de su pensamiento, se refleja en la autoría de más de 250 artículos científico-técnicos y 15 libros, entre los que destacan:

"Técnicos Agropecuarios, eslabones del desarrollo rural latinoamericano" (FAO, 1994); "El campo en Puebla" (2005); "Opciones alimenticias del estado de Puebla" (2006); "Cadenas productivas agropecuarias y acuícolas del estado de Puebla" (2007); "Plantas y productos medicinales del estado de Puebla" (2008); "Recursos genéticos de importancia económica del estado de Puebla" (2009); "Paquetes tecnológicos agropecuarios y acuícolas del estado de Puebla" (2009); "Conservación del forraje para mejorar la productividad del ganado" (UACh, 2009); "Desarrollo rural y comunitario de Puebla" (2009); "Desarrollo ejidal y comunal de Puebla" (2009); "Guía básica del emprendedor de agronegocios, opciones de empleo y autoempleo rural y urbano" (2009); y "Agua para el desarrollo económico y social" (2009).

De este último libro, la Compañía de Teatro del Centro Cultural Jalil Gibrán Puebla, realizó la obra "¿Sin agua sobrevivirán tus hijos?"

El origen y el destino

Alberto Jiménez Merino, desde su infancia, salió del hogar familiar, en el municipio mixteco de Tecomatlán, Puebla, para estudiar en internados y desde entonces siguió con devoción la recomendación que le dio su madre al partir en el ya lejano año de 1971: "vete, prepárate y ayúdanos".

A casi 43 años de esa fecha y esas palabras que permanecen profundamente arraigadas en su mente y son base de su inspiración, Jiménez Merino puede echar la vista atrás y contar muchos logros personales, pero también acciones y obras que han beneficiado a su estado natal y a varias otras entidades del país.

El poblano Francisco Alberto Jiménez Merino ha sido consultor de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés), en Educación Agropecuaria; creador del programa de Desarrollo Regional Integral de la Mixteca, Bordos, Pastos y Ganado; de programas de desarrollo agropecuario y rural en Puebla y otros estados del país.

Ha sido ponente en congresos científicos en México, Cuba, Francia, Venezuela, Costa Rica, Estados Unidos, India y Botswana. También ha realizado misiones tecnológicas a Chile, Holanda, Alemania, España, China, Brasil, Guatemala, Cuba, El Salvador y Colombia.

Hijo de Puebla

El recuento de las responsabilidades que ha ocupado Alberto Jiménez Merino es largo y va desde su actividad académica, luego como subdelegado de Desarrollo Rural en el entonces Departamento del Distrito Federal (DDF), en varias responsabilidades en la Confederación Nacional Campesina (CNC), en el gobierno federal como delegado de la Secretaría de la Reforma Agraria, así como presidente de la Fundación Isidro Fabela Filial Puebla, hasta las actividades que hoy desempeña. Sin embargo, una frase lo describe de cuerpo entero y fija su responsabilidad y cariño hacia su estado natal:

"Como hijo de Puebla, no podría olvidar nunca que mi principal finalidad es su mayor prosperidad"

Alberto Jiménez Merino recibió la presea Forjadores de Puebla 2013, que otorga la asociación civil del mismo nombre, el pasado 10 de diciembre, en el Salón Barroco del Edificio Carolino de la Benemérita Universidad Autónoma del estado de Puebla (BUAP), en una ceremonia en la que también fueron condecorados la periodista Lolita Ayala; el senador perredista Luis Miguel Barbosa Huerta; el secretario general del Sindicato Independiente de Trabajadores de la Industria Automotriz Volkswagen de México, S.A. de C.V., Antonio Flores Trejo; el líder de migrantes mexicanos en Estados Unidos, Alfonso Zapata Huesca; el músico Jorge Domínguez Ramírez; y Everardo Santos Rodríguez, alcalde electo de Totoltepec de Guerrero, Puebla.