Recibe Ciudad Serdán a fallecidas en Nueva York

Después de 25 años, Rosaura Barrios regresó a su pueblo natal, ahora con una hija, ambas fueron víctimas del desplome de un edificio el pasado 12 de marzo en Estados Unidos

Puebla

"México lindo y querido si muero lejos de ti, que digan que estoy dormido y que me traigan aquí", esta fue una de las estrofas con las que fueron recibidas Rosaura Barrios y su hija quienes murieron en la explosión de Nueva York el 12 de marzo pasado.

Rosaura Barrios, de 43 años, salió de San Francisco Cuautlancingo, perteneciente al municipio de Ciudad Serdán, hace 25 años, en donde formó su familia que la tragedia ha separado.

Falleció junto a su hija, Rosaura Barrios Hernández de 22 años, en la explosión que derribó dos edificios en East Harlem en Manhattan, NY.

Los cuerpos fueron trasladados al aeropuerto de la Ciudad de México con el apoyo de las autoridades de los tres niveles de gobierno en los vuelos 1303 y 1647 de American Air Lines provenientes de Miami.

Los trámites no fueron sencillos lo que provocó un retraso en la llegada, pese a ellos sus familiares y amigos esperaron en la entrada de la comunidad para trasladarlos en un recorrido a pie.

Los cuerpos llegaron custodiados por elementos de la policía municipal hasta el acceso a la comunidad, un grupo de mariachis tocaron canciones alusivas a la tristeza que embargaba a quienes llevaban más de tres horas esperando la llegada.

En el municipio ubicado a las faldas del Pico de Orizaba el frío es intenso por lo que los pobladores que esperaban el cuerpo de las fallecidas hicieron fogatas y algunos se resguardaban dentro de sus vehículos.

El recorrido hasta la casa de la familia Barrios inició a la 1:10 de la madrugada, los féretros fueron bajados para trasladarlos en un recorrido a pie, a las 2:20 de la madrugada culminaron los dos kilómetros del trayecto.

A la llegada de los cuerpos los familiares entraron primero y posteriormente entraron los amigos y autoridades para velar los cuerpos en una ceremonia privada.

El presidente municipal, Juan Navarro Rodríguez, estuvo en el lugar en donde señaló que la repatriación de los cuerpos se logró gracias a la colaboración de los tres niveles de gobierno.

Explicó qué los cuerpos serán velados en el domicilio familiar, al medio día habrá una misa y posteriormente serán cremados y trasladados al municipio de Tehuacán.

Agregó qué están al pendiente como autoridades, del padre de familia quien no resultó lesionado en los hechos, de su hijo de 15 años que aún sigue hospitalizado y una niña de seis años de edad.