Rechazan cuentas de Rayones y Cadereyta

Los expedientes se rechazaron por anomalías no solventadas en obras públicas e irregularidades en el manejo de recursos públicos.
Se informó que comenzarán el análisis de cuentas de periodos arriba de 2011.
Se informó que comenzarán el análisis de cuentas de periodos arriba de 2011. (Especial )

Monterrey

Diputadas y legisladores de la Comisión Segunda de Hacienda y Desarrollo Municipal, rechazaron este jueves dos cuentas públicas de los municipios de Rayones y Cadereyta.

Patricia Salazar Marroquín, presidenta de la comisión, indicó que los expedientes se rechazaron por anomalías no solventadas en obras públicas e irregularidades en el manejo de recursos públicos.

"El rechazo va a en función a que no se solventan las observaciones de la Auditoría", comentó, "algunas observaciones fueron por obra pública, en el caso de Rayones".

Entre las anomalías detectadas en la cuenta pública de Rayones de 2008, se reveló que hubo afectaciones de casi seis por ciento en los recursos del Fondo de Infraestructura Social entregados al Ayuntamiento.

Se encontró a su vez que las autoridades municipales realizaron pagos y no ejecutaron obra pública programada, lo cual también representó una afectación a los recursos.

Dentro de las observaciones de la Auditoría Superior del Estado, se detectó que el entonces alcalde de Rayones, Artemio de la Fuente Espinoza, tenía como proveedores a familiares directos.

La administración municipal tampoco dio respuesta a las sanciones de la Auditoría y no se reintegraron las observaciones por daños al erario público en Rayones durante 2008.

En el caso de la cuenta pública del Ayuntamiento de Cadereyta del ejercicio fiscal 2010, ésta también fue rechazada por los diputados y legisladoras.

Según el expediente hubo deficiencias en el uso de los recursos en la administración del ex edil, Eduardo Javier de la Garza Leal, los cuales eran parte también del Fondo de Infraestructura Social municipal.

El Ayuntamiento de Cadereyta tampoco pudo identificar a dónde fueron los gastos realizados con recursos públicos y no entregó comprobantes de lo que realizó.

Por lo anterior, ambas cuentas públicas de Rayones del ejercicio fiscal de 2008 y Cadereyta de 2010 fueron rechazadas en la comisión.

Los integrantes de la Comisión Segunda de Hacienda y Desarrollo Municipal aprobaron además las cuentas públicas de los ayuntamientos de Allende del ejercicio 2009; Montemorelos de 2009; Rayones de 2009 y 2010; así como otra de General Terán de 2010.

"Todas fueron en sentido aprobatorio porque en la mayoría de los casos eran más observaciones normativas, no son cuestiones que afectan directamente al erario municipal, fueron por eso que fueron aprobadas por unanimidad", mencionó la legisladora priista.

Con la votación de dichas cuentas públicas se informó que comenzarán ahora el análisis de cuentas de periodos arriba de 2011.